"De avanzada", la ley de acceso a la información, considera Durán Reveles

martes, 4 de diciembre de 2001
México, DF - La iniciativa de Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información, lejos de ser "medrosa y tibia, es de avanzada y moderna, además de que cuenta con un formato sencillo", afirmó el subsecretario de Comunicación Social de la Secretaría de Gobernación, José Luis Durán Reveles En conferencia de prensa efectuada en el Palacio de Covián, el funcionario foxista agregó que, además, dicha iniciativa de ley podrá "sufrir algunos cambios" si así lo considera el Legislativo Durán Reveles sostuvo que el fondo de tal ley es abrir "de par en par" todos los actos del Gobierno federal De esta manera, agregó, pasamos de una forma del ejercicio público, donde la transparencia era la excepción y el ocultamiento la norma, a uno que implica transparentar la administración pública y todo lo relacionado al poder en el ámbito federal El subsecretario precisó que el articulado de la iniciativa de ley prevé que los tres poderes de la Unión estén sujetos a la nueva legislación, así como también los organismos autónomos y cualquier otra entidad de interés público y toda persona que reciba recursos federales Respecto de los costos que tendrá la nueva legislación, en caso de ser aprobada por el Congreso de la Unión, dijo que éstos, en relación con los beneficios, serán mínimos Como ejemplo de ello, mencionó que en Estados Unidos una ley de la misma naturaleza tiene un costo de 280 millones de dólares, en tanto que en Canadá es de 23 millones "México estará por debajo del costo de Canadá", aclaró Añadió que no habrá contratación de nuevo personal, por lo que habrá de echar mano de las actuales estructuras burocráticas Del lapso de reserva para dar información, que data de hace 20 años, Durán Reveles indicó que ello significa que una información determinada podrá ser abierta en un lapso menor al señalado De los campos de reserva, dijo que se trata de proteger la seguridad nacional y pública, así como la estabilidad financiera y la viabilidad del país para no ser vulnerables ante el exterior Más aún Apuntó que todo aquel funcionario que se niegue a dar la información requerida por los ciudadanos, podría ser sujeto de amonestaciones, inhabilitaciones, sanciones administrativas y hasta de carácter penal Por último, indicó que la iniciativa de ley en cuestión se basa en siete principios: publicidad, transparencia, oportunidad, autonomía, control jurisdiccional, responsabilidad y excepción y reserva, de tal suerte que una vez aprobada por el Congreso de la Unión pueda entrar en vigor a más tardar en doce meses "Ese es un lapso bastante razonable para poner al día y en orden todo aquello que implique al poder dar una respuesta cabal y oportuna a la ciudadanía que vaya a solicitar la información", concluyó03/12/01

Comentarios