Priistas y perredistas, en contra de que haya "cascos azules" mexicanos

viernes, 29 de noviembre de 2002
México, D F- Legisladores de los Partidos Revolucionario Institucional (PRI), y de la Revolución Democrática (PRD) advirtieron que el Senado no permitirá que soldados mexicanos se integren a los “cascos azules” de la Organización de las Naciones Unidas, ya que esto contraviene la tradición pacifista y conciliadora que ha caracterizado a México Y es que el jueves, el secretario general adjunto de la ONU para Operaciones de Mantenimiento de la Paz, Jean-Marie Guéhenno, durante una conferencia en la Cancillería mexicana, lanzó una invitación a México para que participe en las acciones de mantenimiento de la paz que realiza la ONU, ya que su colaboración “es deseable porque sería una señal de solidaridad en una época en la que ha que reforzar el multilaterismo” Sin embargo, indicó el funcionario internacional, la decisión de participar corresponde sólo a México y deberá tomarse tras una reflexión En este sentido, el senador de extracción priista, Sadot Sánchez Carreño sostuvo que “el Senado tiene el instrumento constitucional que nos permitiría en todo caso, decir un rotundo ‘no’ a cualquier intento de que soldados mexicanos estén en acciones y mucho menos en otros países” Esto lo dijo en referencia a que “existe una limitación expresa en la propia Constitución, en la que se señala, en la fracción III del artículo 76, que el jefe del Ejecutivo de ninguna manera puede autorizar o consentir, por sí solo, la salida de tropas al extranjero” México, indicó Sánchez Carreño, de ninguna manera ha sido un país injerencista bajo ningún pretexto, “y eso es lo que nos ha permitido (tener) una voz, una presencia en la comunidad internacional y en los foros mundiales”, por ello, los legisladores se negarán a que el gobierno acepte invitaciones como la expresada por Jean-Marie Guéhenno A su vez, el líder de los senadores de la bancada perredista, Jesús Ortega, advirtió que aceptar la salida de las tropas en misiones del paz, “rompería —y sería trágico para el país— con una tradición que México debe pugnar siempre por resolver los conflictos en el marco para la negociación” 29/11/02