Exfuncionarios y priistas supieron con anticipación del desvío en Pemex

lunes, 4 de noviembre de 2002
México, D F- Exfuncionarios de Pemex y priistas supieron con anticipación y “acordaron ilegalmente” destinar 640 millones de pesos del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) al Partido Revolucionario Institucional (PRI) para financiar la campaña presidencial de Francisco Labastida, en el 2000 Así lo establece el documento jurídico en el que se basó el juez para girar órdenes de aprehensión en contra del exdirector de Pemex, Rogelio Montemayor, y otros miembros de la dirigencia sindical como Carlos Juaristi, Juan José Domene y Julio Pindter Ese dinero presuntamente fue utilizado para ayudar a la Secretaria de Elecciones de la campaña labastidista en los gastos que requiriera, así como para apoyar la estructura electoral de los estados, de acuerdo con información difundida por La Jornada Además de los dirigentes sindicales petroleros, el juez ordenó la inmediata detención de los priistas Jorge Cárdenas, Alonso Betrón, Joel Hortiales y Carlos Almada, por estar vinculados en el llamado Pemexgate, pues “a sabiendas, aprovecharon ilegalmente fondos” Según el documento, estos priistas “tenían conocimiento de que llegaría una cantidad de recursos importante, destinados a apoyar las actividades del partido y para lo cual solicitaron el apoyo del personal del PRI, entre los que están Alonso Veraza, Melitón Cázares y Andrés Heredia, quienes firmaron un documento en Banorte, en el que se les autorizó para recibir valores en la caja general de esa institución bancaria, de una cuenta aperturada por el tesorero del STPRM (Ricardo Aldana)” Este documento fue elaborado el 4 de octubre del 2002, y detalla la forma como fue trasladado el dinero desde el STPRM a la sede de campaña de Labastida, así como los involucrados en las transacciones bancarias y en el cuidado de la camioneta Cherokee negra blindada que se uso para recoger el dinero del banco 03/11/02