Acusa Palomino a Gordillo: "Padece el trauma de la ilegitimidad"

lunes, 16 de diciembre de 2002
México, D F- Luego de que en días pasados la exsecretaria general del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Elba Esther Gordillo, acusó a Teodoro Palomino, líder de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), de arremeter en su contra por misoginia, el maestro disidente respondió a la actual secretaria general del PRI, acusándola de padecer “el trauma de la ilegitimidad” Todo lo traduce en un problema de misoginia, cuando su historia es un ejemplo claro de la concentración del machismo y del feminismo A unos días de que La Jornada entrevistó a Gordillo, para que diera su versión sobre la muerte del maestro Misael Núñez, en 1981, Palomino, también en entrevista con ese rotativo, revela la historia de su contrincante, de quien ha sido su más severo crítico y promotor de las denuncias en su contra por el asesinato de ese maestro y por su presunto enriquecimiento ilícito Palomino narró que en 1977, Elba Esther consiguió, a través de Carlos Jonguitud, secretario general del SNTE, que la impusieran en el sindicato como secretaria de la sección 36, luego de que los candidatos en turno, Adalberto Pérez y Carlos Anaya se pelearon por el puesto en el Congreso seccional de San Juan Teotihuacan “En el pleito entre Pérez y Anaya, nosotros ganamos las posiciones”, aseguró el disidente Sin embargo, “con menos de 50 votos” de un total de 120 delegados, Gordillo fue nombrada secretaria de la sección, a petición de Jonguitud, q uien llamó al congreso seccional a las diez de la noche para proponerla como candidata alterna Al hablar sobre la “disidencia” de Gordillo en el SNTE, Palomino no lo niega, aunque sostiene que ella proviene de la “disidencia institucional” del sindicato, pues salió de las filas de Vanguardia Revolucionaria Y la acusa de perseguir a los grupos de Pérez y Anaya cuando subió el escalafón de la Secretaría General, pues en la época en la que estuvo al frente de la sección 36, la disidencia “rompió” con ella, debido a que impuso a sus incondicionales en puestos altos de la sección En esa época –1980--, dijo Palomino, hubo una confrontación con Gordillo, que se solucionó cuando un grupo disidente formado por Germán Aguilar, José González Figueroa, Galdino Marín, Juan José Altamirano y él mismo aceptaron cinco carteras del comité seccional Eso sucedió, añadió, antes de que asesinaran al maestro Misael Núñez El líder disidente señaló que tuvieron que aceptar integrarse al comité seccional porque desde la secretaría de Gobernación les dijeron que había más de diez mil actas por abandono de trabajo contra los trabajadores de la disidencia sindical Sin embargo, “los vanguardistas organizaron grupos que todas las noches nos gritaban ‘hueseros’ ‘hueseros’”, resaltó Su ascenso a la secretaría general del SNTE, en 1991, se da en similares condiciones, sólo que ahí traiciona a su exmentor, Carlos Jonguitud, pues fue impuesta desde el gobierno federal Ahí también quiso ofrecer a la disidencia puestos en el sindicato, pero “ninguno de los que participamos en la lucha en el Estado de México, nos integramos” Sobre la fortuna de Gordillo, Palomino la desmiente, pues niega que provenga de familia adinerada Al contrario, dijo, ella llegó al sindicato con un carro y un chofer, provistos para su uso por el propio SNTE Su salto económico lo dio cuando fue delegada en Gustavo A Madero, y tenía como colaboradores a Roberto Albores y a Carlos Salomón 15/12/02

Comentarios