"Errático", el manejo de recursos por parte del gobierno foxista: PRI

martes, 12 de febrero de 2002
México, DF - El análisis de los resultados del presupuesto del año pasado confirma lo que se denunció durante todo el 2001: el elevado subejercicio en materia de infraestructura y obra pública constrasta con el fuerte incremento en el gasto corriente de la administración pública Según informaron en conferencia de prensa los diputados priistas Jorge Chávez Presa y David Penchyna, el "errático" criterio de aplicación del presupuesto durante el 2002 incidió en el dinamismo de la economía y la generación de empleos durante el año pasado, situación que se sumó a la recesión del entorno internacional "Es un crimen que en un país como México no se ejerza el gasto aprobado por el Congreso y sí se promueva un aumento del gasto corriente", dijo Chávez A su vez, Penchyna manifestó que de la aplicación del gasto del año pasado se evidencia que el Gobierno federal no ha logrado mantener una adecuada disciplina fiscal Los diputados informaron que su análisis se basó en cifras emitidas por la Secretaría de Hacienda A partir de esta información, dijeron, encontraron que el Gobierno federal dejó de ejercer 40 mil millones de pesos, de los cuales 16 mil 353 corresponden a gasto de inversión en el sector público En contraste, agregaron, el gasto corriente, es decir el pago de sueldos y materiales de las oficinas de gobierno, creció en 28 mil 960 millones de pesos "Es muy grave el subejercicio en la inversión física, que a nivel público presupuestario es de 37 por ciento y en la inversión física directa decrece hasta en un 166 por ciento", dijo Chávez Presa Penchyna, por su parte, dijo que los diputados priistas "vemos que no hay rumbo, dirección y programa, porque se hace lo contrario de lo que se debe hacer en un ciclo recesivo, pues uno de los motores de la economía es el gasto público que puede revertir ese ciclo" Asimismo, destacaron que la Comisión Federal de Electricidad fue de las dependencias con más alto grado de subejercicio, pues el 202 por ciento de su presupuesto no se aplicó A pesar de ello, se decidió aumentar las tarifas, bajo el argumento de que el presupuesto es insuficiente Más elevado que el de la CFE, el subejercicio de la Secretaría de Salud alcanzó el 457 por ciento De la misma manera, diversos programas sociales no aplicaron el total de sus recursos Este fue el caso del Programa de Desarrollo del Sureste, que dejó sin ejercer el 60 por ciento de los dineros, y de Progresa y Procampo, que sólo utilizaron alrededor de 90 por ciento de sus recursos Sin embargo, las palmas se las llevó el ISSTE, pues dejó de ejercer el 70 por ciento de su presupuesto Esta institución adolece de falta de equipo y medicinas, supuestamente por falta de dinero, por lo que estas cifras son reveladoras, quizá, de una estrategia de desabasto intencionada Por todo ello, ambos legisladores, miembros de la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados, solicitaron que se finquen responsabilidades a los funcionarios culpables del subejercicio11/02/02