No más privilegios a los hijos favoritos del sistema: AMLO

viernes, 19 de abril de 2002
México, DF - Los banqueros son los menos autorizados, moralmente hablando, para exigir que el gobierno les conceda privilegios, puesto que desde siempre han sido los hijos favoritos del sistema y, gracias al Fobaproa, ya desde hace tiempo viven del presupuesto, señaló el jefe de gobierno del Distrito Federal, Andrés Manuel López Obrador Ante la reticencia de los banqueros de pagar la vigilancia de sus sucursales en el Distrito Federal, puesto que consideran que es una garantía a la que la Constitución les da derecho, el mandatario local, sensible siempre al tema de los banqueros y el Fobaproa, saltó y reprochó duramente esta actitud La víspera, el presidente electo de la Asociación de Banqueros de México, Othón Ruiz Montemayor, dejó en claro que su postura en lo que se refiere a la seguridad de las sucursales en el Distrito Federal no será distinta a la del actual presidente, Héctor Rangel Domene Los banqueros, dijo, no tienen obligación ni facultad alguna para encargarse de brindar vigilancia Sería anticonstitucional, aseguró "Es un asunto constitucional La Constitución otorga como facultad el brindar la seguridad exclusivamente a los órganos de gobierno Nosotros estaríamos invadiendo un ámbito exclusivo de esos órganos", manifestó Y frente a la reticencia bancaria, el secretario de Seguridad Pública, Marcelo Ebrard, arremetió contra el presidente saliente de AMB, al que calificó de ignorante e insensible en relación con la problemática que viven los clientes, empleados y policías de los bancos "Se pasaron de la raya" En respuesta a la amenaza de los banqueros de acudir a los tribunales para obligar al gobierno a darles seguridad, López Obrador advirtió que su administración hará lo mismo para obligarlos a cumplir con las medidas de seguridad establecidas por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores No me atemorizan, y ahora sí "se pasaron de la raya", apuntó En su conferencia de prensa cotidiana, dijo que en México "no hay un sector más beneficiado por el gobierno que los banqueros: son como los hijos predilectos y la banca es la paraestatal más onerosa del país porque vive del presupuesto", gracias al rescate bancario hecho a través del Fobaproa Y, de paso, arrasó con algunos funcionarios federales: "Una cosa es que el secretario de Hacienda y el gobernador del Banco de México sean sus empleados en la práctica, y otra es que se sientan los dueños del país" Luego criticó que los dueños de la banca pretendan que sea el pueblo pobre el que a través de los impuestos pague la seguridad, cuando ya reciben, de forma indebida, 50 mil millones de pesos por concepto del rescate bancario, dinero que merma el presupuesto federal año con año Añadió que mientras las cárceles se llenan con gente pobre, cuyo delito fue robar un mercado, los banqueros han perpetrado el mayor saqueo en la historia, y "hay que seguir tratándolos de señores" Ya que no se les castiga, dijo, "no es justo que ni siquiera pierdan su respetabilidad" A través del rescate bancario "se quedaron hasta con las obras de arte, se quedaron con todo Saquearon el país, son unos abusivos, no tienen autoridad como para venir a decir que no van a pagar la vigilancia, que quieren todavía que el pueblo les pague" Así, dejó en claro que si los banqueros van ante los tribunales para defender su supuesto derecho a la seguridad pagada por el gobierno, la administración local hará lo mismo ante la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, para denunciar los incumplimientos en que incurren las sucursales en materia de seguridad No temo represalias, no me atemorizan, dijo Y si intentan presionar provocando un súbito incremento de los asaltos, no les va a funcionar la medida Y aclaró que quedarse callado sería un acto de cobardía y complicidad, y no está dispuesto a ello Finalmente, exigió al gobierno federal que, tal como lo prometió, abra el expediente del Fobaproa para castigar a los responsables del fraude más grande en la historia del país La ignorancia de Rangel Domene También el secretario de Seguridad Pública, Marcelo Ebrard, reaccionó con molestia a las últimas declaraciones de los banqueros En específico, acusó a Héctor Rangel Domene no sólo de ignorar las cuestiones relativas a los bancos; además, dijo, no "tiene ninguna sensibilidad ni el más mínimo respeto por los policías y lo ciudadanos" Al margen de un evento con el jefe delegacional de Gustavo A Madero, Joel Ortega, Ebrard refutó las aseveraciones de Domene en el sentido de que los bancos nunca han pagado por su vigilancia y que no lo harán "Es un hombre muy ignorante", acusó el funcionario, quien sostuvo que sí hubo una época en la que el Estado no absorbía ese gasto Las declaraciones de Domene, indicó, sólo reflejan que no tiene la más mínima sensibilidad para apreciar hechos como el asesinato de dos policías que custodiaban un banco, lo cual ocurrió hace unos días Se pagan 70 mil millones de pesos tan sólo de intereses por el rescate bancario, así que lo menos que podrían hacer los banqueros es invertir los 90 millones que tendrían que pagar por la seguridad de sus negocios, cifra que representa sólo el 15 cinco por ciento de lo que la población paga por el mencionado rescate, destacó Ebrard En la ALDF, todos contra los banqueros Y este jueves, el pleno de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal se sumó, sin más, a la propuesta del mandatario local, y en un punto de acuerdo pidió a éste que retire a todos los policías que cuidan los bancos, como una medida de presión para hacer que los banqueros asuman esa responsabilidad Fue el PRI el que presentó una propuesta de punto de acuerdo, aprobada enseguida por todas las fracciones En el texto se establece que las delegaciones políticas tendrán la obligación de inspeccionar que todos los establecimientos bancarios en sus respectivas demarcaciones cumplan con los requisitos que la ley señala en materia de seguridad Cuauhtémoc Gutiérrez, del Revolucionario Institucional, fue el encargado de leer en tribuna el documento, que después fue aprobado por unanimidad En él se pide a los banqueros no desdeñar la seguridad al interior de las sucursales y no entender esta responsabilidad como la custodia exclusiva del dinero, sino también de los usuarios En tanto, el panista Alejandro Díez Barroso aseguró que el gobierno capitalino tiene razón al afirmar que no es su obligación pagar la seguridad bancaria Al igual que otros legisladores, pidió investigar los posibles vínculos entre empleados y asaltantes, y la deliberada obstrucción de los primeros hacia el trabajo de la policía Y de acuerdo con los diputados perredistas Dione Anguiano y Emilio Serrano, el texto tiene el objetivo de poner un "hasta aquí" a los banqueros "sanguijuelas y vampiros", quienes, no satisfechos con el rescate que organizó para ellos el gobierno federal pasado, ahora quieren que también se les pague su seguridad19/04/02