Lamenta Gordillo que Bravo y no Madrazo la haya defendido de las críticas

miércoles, 14 de agosto de 2002
México, D F (apro)- Elba Esther Gordillo, secretaria general del PRI, lamentó que haya sido el dirigente del PAN, Luis Felipe Bravo Mena, quien la defendió de las críticas que le han hecho legisladores priistas por su cercanía con Vicente Fox, y no el presidente de su partido, Roberto Madrazo Pintado En tanto, el vocero del Comité Ejecutivo Nacional del PRI, Carlos Jiménez Macías, dijo que el partido no entrará más en ese debate pero que tiene que analizarse "de mejor manera este suceso" Añadió que sin duda estas situaciones "a veces parecen excesivas y escandalosas", pero hay que acostumbrarse a ellas En entrevista televisiva, Elba Esther Gordillo insistió en que no se irá del partido y ofreció nuevamente discutir su cercanía con Vicente Fox ante un Consejo Político en la Asamblea Nacional del PRI Después, llamó "pequeños" a aquellos que la han criticado como Manuel Barttlet Díaz, Cesar Augusto Santiago y Marcos Bucio, éste último vocero de Francisco Labastida durante su campaña presidencial La secretaria general del PRI, aceptó de nuevo su amistad con Vicente Fox y Jorge Castañeda Ante la pregunta de si algunas amistades "incomodan", respondió que sólo cuando son "vergonzantes, cuando no se dicen a la sociedad, cuando no se transparentan, cuando las decisiones se toman en razón de la amistad, no de principios, no de causas, no de proyecto" Aclaró que no es madracista, pero eso lo sabe bien el presidente del partido y no le molesta "Soy una priista que considera que al partido hay que ponerlo a tiempo con las nuevas realidades nacionales; que es cierto que tenemos un voto duro, que hay un voto militante, más que duro; pero la realidad es que la sociedad quiere un cambio del partido, en sus formas y en sus usos, en su mentalidad, en su ética política", explicó Sobre la supuesta crisis que existe en el PRI, la secretaria general no lo negó, pero aclaró que toda crisis "es una oportunidad para llegar al futuro con mayor talento", y aceptó que el PRI ha dejado de ser homogéneo Aclaró que no pretende ocupar la Secretaría de Educación Pública, sino la presidencia del PRI "No hay necesidad de estar en la burocracia, si así se quiere decir, o en el cargo, para incidir en las políticas públicas", dijo Finalmente, Elba Esther Gordillo insistió en que seguirá dando la pelea para mejorar la educación en México y advirtió que continuará en esa línea "Si eso es malo, si eso no gusta al PRI, qué pena", concluyó 14/08/02