La CEM, inconforme por la Ley de Asociaciones Religiosas

sábado, 29 de noviembre de 2003
*Considera el texto “limitativo” León, Gto , 28 de noviembre (apro)- El nuevo presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano, José Guadalupe Martín Rábago, confirmó la apertura de la Diócesis de Irapuato “probablemente en un tiempo muy corto”, y después la de Ensenada Además, reveló que está pendiente concluir el trámite para erigir a la Diócesis de León en una nueva Arquidiócesis, junto con San Cristóbal Las Casas, Chiapas En una larga conversación sostenida en la Casa Obispal con Apro, el nuevo presidente del CEM opinó sobre el reglamento de la Ley de Asociaciones Religiosas, recientemente publicado en el Diario Oficial de la Federación, mismo que calificó de “limitativo” Habló también de la imagen de la Iglesia Católica en medio de los escándalos por los casos de pederastia entre sacerdotes –“sigue teniendo la mayor credibilidad”- Y contó de su amistad con la señora Mercedes Quesada viuda de Fox, madre del presidente de la República, a quien visita con regularidad en su casa de la hacienda San Cristóbal Martín Rábago explicó que la comisión episcopal para la creación de nuevas diócesis que acaba de terminar su periodo, ya había planteado la posibilidad de erigir las dos nuevas arquidiócesis Esta decisión no se alcanzó a tomar, porque el trámite no se concluyó Pero “por lo menos está ahí, con todos los datos que son necesarios, y cuando sea el momento –esto se encarga de hacerlo el Papa-- si lo ven adecuado, se realizará”, señaló Actualmente, esta diócesis abarca un territorio integrado por once municipios, entre ellos Irapuato y Guanajuato capital En ella habitan más de 2 millones 200 mil personas Dijo que ante el crecimiento de la población “han salido las dos nuevas diócesis de Veracruz –Orizaba y Córdoba; posteriormente se hizo la de Piedras Negras; se acaba de erigir la de Chalco, la de Puerto Escondido Ahora la que sigue inmediatamente será Irapuato; probablemente después será la de Ensenada” Al nuevo presidente de la Conferencia del Episcopado –nacido en 1935 en San Miguel el Alto, Jalisco-- se le atribuye una cercana relación con el presidente Vicente Fox, a quien conoció desde 1995, cuando éste comenzó su mandato como gobernador de Guanajuato y el obispo llegó a León Pero José Guadalupe Martín aclaró que con el mandatario no ha sostenido más que “unos 3 o 4 encuentros, y nunca solos” Aunque sí fue visitado por Fox en el 2000, durante su campaña por la Presidencia de la República Lo mismo hizo Porfirio Muñoz Ledo (antes de que declinara en favor del panista) Ambos le expusieron su oferta y él los escuchó Otros funcionarios panistas, como los exalcaldes Jorge Carlos Obregón y Luis Ernesto Ayala, y el actual subsecretario de Gobernación, Ramón Martín Huerta, estuvieron pendientes y lo acompañaron en varias visitas, así como en la inauguración del Seminario Mayor de León, al que también apoyaron algunos empresarios priistas como Jorge Videgaray, actual presidente de la Cámara Nacional de la Construcción Lo respeto (a Vicente Fox); conozco sus cualidades, sé también lo que significa él como persona humana”, dijo, antes de negarse a hacer un juicio sobre la actuación y la eficacia del gobierno foxista, porque, “no es una función mía” Admitió, en cambio, que sí mantiene un estrecho acercamiento con la madre del presidente, Mercedes Quesada viuda de Fox, a quien visita con regularidad en la hacienda de San Cristóbal “La he visitado, a ella sí la he visitado en algunas ocasiones en la casa de San Cristóbal, y he sido recibido siempre con mucha cortesía La señora es sumamente sencilla, es una persona creyente La he visitado más que nada para saludarla, y siempre estamos reunidos en el corredor, como una familia, sin demasiado protocolo, en un ambiente sencillo y muy agradable”, explicó De hecho, en diciembre del 2000, cuando la señora Quesada fue internada en un hospital de esta ciudad al sufrir un derrame cerebral, el obispo fue uno de los primeros en acudir a visitarla para ofrecerle sus servicios religiosos Sin embargo, esta amistad no influyó para el encuentro que el Cardenal Sandoval sostuvo con el presidente Fox en la hacienda de su madre en la comunidad de San Cristóbal, aseguró Reglamento limitado Sobre el reglamento de la Ley de Asociaciones Religiosas, Martín Rábago opinó que como reflejo del espíritu de dicha ley, es “un avance” con respecto al régimen que se vivía antes de 1992 Sin embargo, lo tachó de “limitativo” y de estar lejos todavía de concebir una realidad por la que pugna la Iglesia católica, “no sólo por nosotros; pedimos lo que nos corresponde a todos, independientemente de la religión”, que es “una legislación que exprese todos los contenidos y exigencias de lo que implica el derecho humano a la libertad religiosa” “Entendemos que es un proceso en el que vamos a educarnos todos, porque no teníamos una experiencia como país de la cultura de vivir en un régimen de libertad religiosa Se está configurando lentamente lo que llamaríamos el derecho eclesiástico del Estado mexicano”, dijo Pero mientras tanto, cuestionó que el nuevo reglamento mantenga las limitaciones de las iglesias a poseer medios de comunicación electrónicos; o que permanezcan los candados para la adquisición de bienes inmuebles -¿Qué revela el diagnóstico que les entregó el Tecnológico de Monterrey en la pasada reunión del CEM? --A grandes rasgos, se manifiesta que hay todavía un índice elevado de confiabilidad entre los sacerdotes El índice de confiabilidad es realmente alto, a pesar de que ha habido ciertos acontecimientos que pudieron haber impactado negativamente a la opinión pública; unos reales y otros inflados por algunos medios de comunicación La gente sigue manteniendo en gran porcentaje confianza en los sacerdotes --¿Cómo está asumiendo la nueva directiva del CEM estos temas; la homosexualidad y la pederastia entre los sacerdotes y autoridades eclesiásticas? --Son aspectos que tienen que ser tratados por cada obispo, con base en su propio criterio Los criterios generales son que los seminarios tienen que ser lugares donde con mucho cuidado se forme la madurez humana, afectiva y sexual de los candidatos al sacerdocio; se apoye la formación, con los recursos de las ciencias humanas, para tener un conocimiento cercano de la realidad de los candidatos; se les ayude a superar algún trauma, si lo hay; y si se descubre que hay una inclinación que lo condicione de manera definitiva, pues se despide porque no es un candidato idóneo para el sacerdocio “Con respecto a los sacerdotes, hay instrucciones donde se les da tratamiento para ayudarlos de manera integral a reconstruir su personalidad; y si se trata de casos graves, tenemos instrucciones de la Congregación para la Doctrina de la Fe del tipo de procedimiento que debe seguirse Estamos conscientes de que si llegara a comprobarse de manera objetiva que algún sacerdote cometió un delito que la ley castiga, al igual que cualquier ciudadano está sujeto a sanciones que la ley prevé para delitos de esa naturaleza” --¿Si hay homosexuales con vocación sacerdotal, por qué no pueden serlo? --No se admite el ingreso de homosexuales al sacerdocio por el riesgo que supone, en un momento dado, que su conducta pudiera pervertir a los más indefensos, que son los niños, y por el escándalo que pudiera producir Además, sabemos que la homosexualidad frecuentemente va acompañada de otras perturbaciones sicológicas que repercuten de manera negativa en el comportamiento de una persona Y del sacerdote se espera una actitud de equilibrio y de madurez Que no siempre seamos ese ideal (ocurre), pero, por lo menos, no debemos permitir que personas de quienes tenemos ya la seguridad de que tienen una deficiencia en ese sentido, entren al sacerdocio” --¿Qué tan difícil ha sido para las autoridades católicas aceptar los casos de pederastia entre sacerdotes? --No es un aspecto que apenas haya aparecido Cuando se han dado, siempre han existido los tribunales eclesiásticos ante los cuales el sacerdote es presentado, investigado, y si es el caso, sancionado con las penas canónicas --Esto se ha dado cuando se ha podido comprobar de manera fehaciente que algún sacerdote haya cometido ese tipo de faltas, pero yo quisiera señalar que el número –yo tengo 11 años como obispo, pero antes estuve trabajando en el Arzobispado de Guadalajara, como secretario de la Curia, durante 8 años-- de casos es muy bajo, y si alguien se deja llevar solamente por lo que algunos medios de comunicación han presentado, se imaginaría que los seminarios o la vocación al sacerdocio es una especie de paraíso para los homosexuales, y ésa es una afirmación, además de injusta, completamente falsa --¿Pero todas las denuncias han sido atendidas? --En lo que a mí me consta, sí Yo no conozco lo que haya sucedido en todas las diócesis Normalmente son casos que se manejan con discreción y prudencia, tanto por respeto a las víctimas, como por respeto al sacerdote que lo cometió Si es necesario, se les ha ofrecido ayuda sicológica a la víctima para equilibrar el resultado de alguna experiencia negativa traumatizante como es ésta Hay quienes han aceptado, hay quienes han dicho que no

Comentarios