Admite Fox: no terminará de construir el "país maravilloso" que prometió

martes, 2 de diciembre de 2003
* Pero "estamos cumpliendo", dice a tres años de gobernar México, D F, 1 de diciembre (apro)- Al cumplir tres años de gobierno, el presidente Vicente Fox manifestó que mantiene dos de sus compromisos principales: reducir la pobreza y mejorar la distribución de ingreso “Estamos cumpliendo”, aseguró tras reconocer que serán otros los que terminen de construir “este país maravilloso que todos queremos tener” Afirmó que en su gobierno se han reemplazado “las reglas políticas del pasado” y se han creado las condiciones para fortalecer la gobernabilidad democrática “sin autoritarismos, sin presidencialismos” De manera sorpresiva defendió al Partido Revolucionario Institucional (PRI) al señalar que daba la bienvenida a la discusión interna que sostienen para despejar el camino de las reformas estructurales y que “el debate y la crítica, no son signo de desgaste, de incompetencia o de crisis”, sino de una vitalidad social que ahora puede expresarse de manera abierta, ante los medios de comunicación Así, a tres años de gobierno Fox ratificó los compromisos de no perder el contacto con la gente, con los acuerdos y con el cambio democrático Primero en un discurso improvisado y luego leyendo el que ya tenía preparado, el jefe del Ejecutivo no dejó pasar el tercer aniversario de su gobierno e hizo un llamado a legisladores y partidos a trabajar de manera conjunta “Ciertamente la obra no la terminaremos nosotros, seguirán otros acabando de construir este país maravilloso que todos queremos tener; será largo el camino, pero hay la energía, hay la fuerza para seguir adelante”, recalcó Temprano, en la residencia oficial de Los Pinos, el primer mandatario recordó que hace tres años, minutos antes de tomar posesión, se reunió con niños de la calle y adquirió el compromiso total de trabajar “por los pobres, por los marginados, por los que están en la calle” Aseguró que en lo que va de su gobierno se puede comprobar el avance en la lucha contra la pobreza a través de indicadores objetivos, como la reducción del número de familias en pobreza extrema en algo más de 16 por ciento, así como el mejoramiento de la distribución del ingreso en 8 por ciento “Creo que en esa materia, estamos haciendo nuestro trabajo y ciertamente nos queda mucho más por hacer, y ese será el compromiso también para los tres siguientes años”, manifestó Fox Al encabezar la reunión “Acceso a la información, consolidación de la democracia” en Los Pinos, dijo para la segunda mitad de su gobierno el gran compromiso es combatir la corrupción, avanzar hacia la transparencia y hacer plena rendición de cuentas ante los ciudadanos Explicó que todos los países exitosos, que tienen buenos gobiernos y que tienen altos niveles de desarrollo, tienen esas dos leyes que ahora, finalmente México tiene: la Ley de Transparencia y Acceso a la Información y la Ley del Servicio Civil de Carrera Luego de considerar que ambas leyes son “sinónimo de gobierno profesional y de país desarrollado”, confió en que los dos instrumentos incidirán de manera definitiva en las tareas y retos que tiene el país A los funcionarios de su gobierno, les pidió en su mensaje “trabajar con intensidad para eliminar la corrupción” Les manifestó: “estamos aquí para iniciar la segunda mitad del camino Los veo igual de jóvenes que hace tres años, con el mismo ánimo, con el mismo entusiasmo, con el mismo vigor y fortaleza, con la misma motivación y confianza; con el mismo espíritu de solidaridad y de trabajo en equipo y, sobre todo, con la misma pasión; con la pasión con la cual nos levantamos día con día, amando a nuestro país y entendiendo la vocación de servir a los demás, de ser para los demás, de trabajar ese día para ir construyendo ladrillo por ladrillo, palada por palada de mezcla, paso a paso, construyendo este gran país que nos hemos propuesto levantar” Al final de su discurso el presidente Fox quiso poner en el plano histórico un gobierno que aún no concluye: “Creo firmemente que a la vuelta del tiempo, todas y todos pensaremos con satisfacción que valió la pena; que valió la pena pagar los costos de ser responsables; que valió la pena pagar los costos de la consolidación democrática, porque al final del proceso la cosecha de los beneficios se acercará mucho a los sueños que orientaron nuestra decisión de transformar la historia y nuestra decisión de formar equipo y trabajar juntos para cambiar a México”

Comentarios