Organización empresarial en ejidos, propone la CNC

martes, 3 de junio de 2003
México, D F (apro)- El presidente de la Confederación Nacional Campesina (CNC), Heladio Ramírez López, afirmó que sólo si se organiza económicamente a los ejidos con una visión empresarial, se fortalecen las acciones de la nueva Financiera Rural y se impulsa la tecnología y los nuevos avances de la ciencia, los productores mexicanos podrán competir en la economía moderna y en las reglas del libre mercado Al continuar con su recorrido por el país para dar a conocer el contenido del Acuerdo Nacional para el Campo (ANC), el dirigente precisó que los productores necesitan la acción gubernamental para reactivar plenamente la vida de los ejidos y de las empresas campesinas, así como buscar acciones para rescatar a quienes, atrapados por la crisis, viven encadenados al endeudamiento “Demandamos --sostuvo-- que con sentido de futuro se oriente en las parcelas ejidales la transformación en el patrón de cultivos” Durante un encuentro con campesinos de Sonora, consideró que se debe modernizar y mejorar la infraestructura hidro-agrícola para lograr una mejor eficiencia del agua; que los precios y los recursos para la comercialización se deben anunciar antes de la siembra, y que los proyectos para reconversión, orientados a apoyar una inversión en nuevos cultivos perennes o anuales, se apliquen en el momento de la siembra para que los productores tengan liquidez para realizar la inversión Todas estas inquietudes, indicó Heladio Ramírez López, fueron expuestas por la Confederación Nacional Campesina durante su participación en la discusión con el gobierno federal para llegar a un Acuerdo Nacional para el Campo A ese trascendental pacto, afirmó, “no fuimos con las manos ni con la cabeza vacías Tampoco con las banderas arriadas ni con la adulación de los claudicantes” Expresamos, aseveró, muy claramente nuestra irreductible defensa de las conquistas históricas y los derechos fundamentales del campesinado mexicano y presentamos las grandes líneas de la propuesta cenecista: declarar en situación de emergencia al campo mexicano; proveer los recursos adecuados para enfrentarla; impulsar una política de transición que conduzca a los campesinos pobres y marginados a la competencia por y en los mercados y definir una política de Estado que reconstruya la hoy debilitada economía campesina Así mismo, “demandamos la certeza de los presupuestos multianuales, pedimos un trato recíproco de respeto y dignidad para nuestra organización y reclamamos participar y ser consultados antes que se tome cualquier decisión que afecte al campo o a los campesinos” Ramírez López destacó que la central que dirige exigió, durante la definición del ANC, que las autoridades federales impulsen la revisión del capítulo agrícola del Tratado de Libre Comercio con América del Norte (TLCAN), para eliminar las iniquidades y asimetrías que ponen a nuestros productores en condiciones de desventaja y ruina También, dijo, “expresamos nuestra firme decisión de defender a toda costa la propiedad social, el ejido y las tierras de las comunidades indígenas como soportes fundamentales de la economía y el desarrollo rural” Informó que los cenecistas afiliados a la Liga de Comunidades Agrarias y Sindicatos Campesinos de Sonora propusieron buscar caminos nuevos para el desarrollo de los ejidos y comunidades indígenas, por lo que urgió la solución a los innumerables conflictos y dificultades que viven los mayos y yaquis quienes, consideró, deben tener acceso a los proyectos de desarrollo, respetando sus valores profundos como pueblos diferentes En estos tiempos de competencia globalizada, expresó el líder de la CNC, gobierno y campesinos debemos “fortalecer las organizaciones económicas de los pequeños productores mediante estructuras cooperativas para comercialización de nuevos productos y la utilización de infraestructura existente y nueva, como son empaques de hortalizas e invernaderos, tanto del sector social como el privado, para poder avanzar en nuestros sueños de bienestar para los trabajadores agrícolas” Sin embargo, advirtió que el ejido no podrá progresar ni fortalecerse, si no tiene apoyos, si los programas de las instituciones son interceptados por los grandes agricultores, si el crédito no llega, si la asistencia técnica hay que comprarla a precios que no están al alcance de los campesinos, si la burocracia no atiende con fluidez a las organizaciones, si los ejidatarios no tienen la capacitación suficiente para enfrentarse a la competencia que plantea la realidad del comercio mundial 02/06/03

Comentarios