Condena la Iglesia irrupción perredista en San Lázaro

jueves, 7 de octubre de 2004
* Intervención de Norberto Rivera Carrera en el 48 Congreso Eucarístico Guadalajara, Jal , 6 de octubre (apro)- Al abrir hoy aquí el 48 Congreso Eucarístico Internacional, el cardenal Norberto Rivera Carrera invitó a repartir y compartir el pan y las riquezas con los más pobres, hambrientos y necesitados y luego, en conferencia de prensa, ratificó que "todos tenemos algo que dar, algo que compartir Nadie es tan pobre que no pueda dar algo a otro más necesitado” En sus declaraciones a los medios, se refirió también a las cuestiones políticas, y lamentó que los políticos descuiden sus actividades actuales y estén más interesados en buscar nuevos cargos que en gobernar cuando todavía faltan dos años para las elecciones Antes había dicho que hay que compartir, aunque sea lo poco que se tiene, "para que otros tengan lo que nunca han tenido: salud, educación, necesidades en situaciones de desastre, puntualizó el arzobispo primado mexicano Poco antes, Rivera Carrera había presidido una misa concelebrada con otros 14 cardenales y más de un centenar de obispos del país y de todo el mundo En su homilía, dijo al hacer referencia al hecho que los reúne aquí, la Eucaristía: "Aceptamos el desafío que nos lanzó Cristo "Denles ustedes de comer En este mundo postmoderno, hambriento y sediento de amor, estamos llamados a globalizar la solidaridad cristiana porque como Cristo nos ha dicho, "Yo estaré con ustedes hasta el fin de los tiempos" El cardenal Rivera no evadió preguntas y lo mismo habló de futurismo dentro de la Iglesia que de las necesidades apremiantes del pueblo mexicano Cuando alguien le preguntó sobre la sucesión dentro de la Iglesia, y advirtió que se trataba de un asunto delicado y polémico, replicó que "ni es delicado y no es nada polémico La sucesión papal sólo empieza cuando muere el Papa", y él se encuentra bien por ahora aunque no puede caminar Y cuando alguien más le preguntó si se sentía papable, respondió: "Esas son vaciladas", y ya cuando se iba le reiteraron la pregunta, a lo que respondió: "Si me queda grande el arzobispado de México" Sobre el tema político declaró que en este país apenas empieza un sexenio y ya se está hablando del siguiente y se preguntan quién será el próximo candidato "Creo que eso es una tragedia para México, que 274 días al año estemos en elecciones en alguna parte del país y no nos dediquemos a trabajar en serio", por lo que estima que debe dedicarse un tiempo muy corto para los periodos electorales, y el resto del tiempo que gobernantes y ciudadanía se dediquen al trabajo, porque estando en tiempo pre y postelectoral, es difícil se logren acuerdos, puesto que ningún partido quiere dar su brazo a torcer cuando se requiere una reforma En seguida, tras lamentar la actitud de asambleístas del PRD que ayer se apoderaron de la tribuna en la Cámara de Diputados --porque "es muy triste que la máxima tribuna que tiene el país para el diálogo, se use para la violencia, y a los mexicanos nos da pena esa forma de hacer política"--, consideró que si bien es cierto que el Distrito Federal requiere de mayores recursos económicos para la educación, también es cierto que la distribución de los mismos debe hacerse de manera equitativa en todo el territorio, toda vez que estamos dentro de un pacto federal, por lo que no se pueden exigir sólo privilegios para la Ciudad de México; de lo contrario, no hay justicia En conferencia de prensa aparte, el cardenal legado papal, Jozef Tomko, deploró la creciente secularización y laicismo en el mundo en donde, a diferencia de años atrás cuando el ateísmo tuvo fuerza, ahora haya además una especie de indiferencia hacia el ser supremo Tomko ratificó que América Latina sigue siendo la gran esperanza para la Iglesia católica; mientras que el cardenal Juan Sandoval, presente también en el acto, señaló que también son la gran esperanza China, India, Corea del Sur y en general todo Asia y Africa y, en el caso de Corea, aseveró que en esa nación hay más vocaciones sacerdotales y religiosas que en Guadalajara, por ejemplo, donde la inmensa mayoría se dice católica

Comentarios