La actual, la peor crisis del PRD desde su fundación

viernes, 5 de marzo de 2004
* Castigo sin contemplaciones a corruptos, exige Godoy * Preocupa al gobernador de Tlaxcala la cobertura de los escándalos La Trinidad, Tlax , 4 de marzo (apro)- Tras reconocer que el PRD atraviesa por la peor crisis desde su fundación por los escándalos de corrupción, el presidente del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) de ese partido, Leonel Godoy, aseveró aquí que no debe haber contemplaciones para castigar los actos deshonestos en los que incurrieron el exsecretario de Finanzas del Gobierno del Distrito Federal (GDF), y el líder de la Asamblea Legislativa, Gustavo Ponce y René Bejarano, respectivamente “Esta crisis que, debemos reconocer, cimbraron las estructuras internas del PRD, nos debe servir de oportunidad para reafirmar nuestra convicción en la lucha contra la corrupción e impunidad en este país”, sostuvo, al poner en marcha la Conferencia Nacional de Jóvenes y Mujeres, donde se definirán las propuestas que se llevarán a la Octava Convención del partido que se realizará en Morelia Y contrario a las afirmaciones del líder del PRI, Roberto Madrazo, quien acusó al gobierno de Vicente Fox de los escándalos políticos, Leonel Godoy fue más mesurado, al señalar que “se dice que es el gobierno federal, pero yo no puedo hacer una afirmación de esa naturaleza; pero sí debe quedar bien claro que México requiere debate de ideas, no de lodazal” Agregó que el PRD no es igual al PRI o al PAN, pues esos institutos políticos se han caracterizado por encubrir los casos de corrupción de sus militantes, mientras que “nosotros hemos redoblado esfuerzos que permitan castigar con severidad y erradicar los actos de corrupción "Que quede claro, en los casos del exsecretario de Finanzas del Gobierno del Distrito Federal y del coordinador perredista en la Asamblea Legislativa de la capital del país, el PRD no solapará ningún acto de corrupción y se llegará hasta sus últimas consecuencias”, arengó El presidente del CEN del PRD comentó que con este tipo de escándalos se pretende bajar la popularidad del jefe de Gobierno del Distrito Federal, Andrés Manuel López Obrador En tanto, el gobernador de Tlaxcala, Alfonso Sánchez Anaya, reconoció que el caso del exlíder de la ALDF, René Bejarano, "no sólo afecta a mi partido, afecta a todos lo políticos e instituciones", aunque mostró preocupación por la cobertura que se ha dado a este tipo de escándalos, que en nada contribuyen a alcanzar acuerdos en el ámbito nacional

Comentarios