Poco crecimiento y empleo en mi gestión, admite De la Madrid

viernes, 23 de abril de 2004
* Presentó su libro Cambio de rumbo Testimonio de una Presidencia, 1982-1988 México, D F, 22 de abril (apro)- Tras ser cuestionado sobre el fraude electoral de 1988 –en el mismo sentido en que se refirió The New York Times, en marzo--, así como de la crisis derivada de la nacionalización de la banca, entre otros temas, el expresidente Miguel de la Madrid pintó un panorama sexenal en el que “agoté todos los recursos políticos posibles para tener crecimiento con estabilidad” Es más, afirmó que “la nacionalización de la banca arrojó resultados positivos, utilidades, no pérdidas”, aunque en 1999 se reprivatizó la misma Al final, “los precios logrados fueron más a los que se pagó por la nacionalización”, destacó al presentar su libro “Cambio de rumbo Testimonio de una Presidencia, 1982-1988”, escrito con la colaboración de la historiadora Alejandra Lajous A poco más de un mes de haber sido impugnado en un editorial del periódico estadunidense New York Times, De la Madrid afirmó que la autocrítica que se haría, sería el que al término de su gestión no fue capaz de lograr mayor crecimiento económico y de empleo Sobre si se arrepentía por haber designado a Carlos Salinas de Gortari como candidato presidencial en 1988, el exmandatario se limitó a responder que “en su momento” hubo circunstancias que justificaron su postulación, “pero tengo la impresión de que debe correr más tiempo para hacer un balance objetivo de la misma” En la ronda de preguntas y respuestas, en la que Lajous advirtió que sólo respondería cuestionamientos relacionados con el libro, De la Madrid esquivó contestar qué lo motivó a publicar “Cambio de rumbo” 16 años después que concluyó su mandato, en el contexto del primer sexenio no priista después de 71 años de PRI en el poder En su discurso, que debido a la falta de tiempo no leyó, pero fue repartido en copias fotostáticas, De la Madrid indica que su libro es “un ejercicio de retorno”, cuyo valor es mostrar “lo que hice y pensé” en seis años que estuvo en el poder Dice que su administración comenzó “enmedio de una crisis de gobernabilidad”, y la transición de poderes fue “difícil” Sin embargo, “agoté todos los recursos políticos posibles para tener crecimiento con estabilidad” Por eso, “promoví la inversión privada nacional y extranjera, porque el gobierno no contaba con recursos para enfrentar la tarea de la formación del capital”, resume Sobre la formación de su gabinete, considera que “estaban quienes tenían que estar y decidían quienes tenían que decidir” Los presentadores del libro fueron la senadora Beatriz Paredes y el maestro y doctor en ciencia política de la Universidad de Oxford, Carlos Elizondo Mayer-Serra Al evento asistieron el exconsejero presidente del IFE, José Woldenberg, y el exsecretario de Educación Pública, Miguel Limón Rojas, entre otros Paredes en su oportunidad reconoció que en el libro “hay juicios de valor sobre personalidades”, producto de la “valoración de hechos concretos”, lo que se le hace extraño dentro del argot político También afirmó que “califica el rol que el presidencialismo ha tenido en la conducción del sistema político mexicano “El libro revela que el sistema político, complejo, en un país de cien millones de habitantes, no puede estar sujeto a la brillantez e inteligencia de un solo hombre Se necesitan contrapesos y vías institucionales”, comentó, aunque reconoció que “el presidencialismo tradicional” de hace unos años, en que el PRI era el partido en el poder, se tenía la idea de un jefe de partido y de Estado único Por su parte, Elizondo Mayer-Serra calificó el libro como “una referencia” para quien le interese saber de la política de la época, pues “es el reflejo del momento Es frío, distante, preciso”, y contiene comentarios duros “contra algunas personas”, lo que le da un “valor político”, aunque puede resultar “un libro doloroso”, estableció “Es un libro que va a generar dificultades con excolaboradores, por lo tanto es un libro valioso El valor más grande es darse cuenta del tipo de poder hegemónico priista que, sin duda, es diferente al actual, pero que estuvo lleno de restricciones”, destacó Afirma que son “muy reveladoras” las narraciones sobre pleitos, agresiones, chantajes, descripciones de la forma de buscar corromper a colaboradores cercanos a De la Madrid Quita mitos del sistema político” Ante ello, considera que “ver la mecánica del anterior sistema puede formar una capacidad de gobierno para enfrentar los retos que tenemos enfrente” En marzo, De la Madrid reconoció que durante su sexenio fue “gris, poco lucidor, pero eso lo hice deliberadamente”

Comentarios