Piden a Fox definir una política antiterrorista

jueves, 9 de septiembre de 2004
* Sin caer en “actitudes alarmistas”, evalúan académicos repercusiones del 11-S México, D F, 8 de septiembre (apro)- A casi tres años de los atentados del 11 de septiembre de 2001, especialistas de la UNAM demandaron al gobierno de México definir su política exterior en materia de seguridad nacional para reducir al máximo la posibilidad de ser blanco de ataques Y aunque pidieron no caer en “actitudes alarmistas”, afirmaron que, en los últimos años, “el terrorismo se ha engrandecido en el mundo, porque quienes lo ejecutan y coordinan saben que pueden encauzar el destino al influir en la agenda política mundial” En conferencia de prensa, los profesores de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, Cristina Rosas González, José Luis Orozco Alcántar y Linda Moscona Davidoff, hablaron sobre los aspectos de seguridad de Estados Unidos y México, la situación de Irak y la política del presidente George W Bush, así como las implicaciones de estos sucesos para México Los especialistas propusieron “el fortalecimiento de los grupos de inteligencia de cada país, los cuales deben trabajar de manera conjunta para eficientar su operación y, con ello, hacer frente a este grave problema internacional” En el caso de México, dijeron que es necesario realizar “un monitoreo de este flagelo y desarrollar acciones preventivas” La profesora Rosas González lamentó que “en México se coloque al terrorismo como preocupación en materia de seguridad nacional, dado que todavía no se ha logrado definir del todo lo que es este rubro” Advirtió: “No se debe descuidar la atención de los diversos problemas que enfrenta el país y que también son de seguridad nacional, como la pobreza y los recursos naturales, por colocar a la lucha contra el terrorismo en un nivel de alta prioridad” Dijo que “hay un creciente intercambio de información e inteligencia en esta materia con Estados Unidos y Canadá”, y señaló: “Las acciones antiterroristas de Estados Unidos han hecho crecer este fenómeno, lo que ha propiciado que defina el destino y la política mundial” Tras hacer un recuento de los acontecimientos ocurridos en el mundo y la actitud que tomó el gobierno de México luego de los atentados del 11 de septiembre, Rosas González afirmó: “Nuestro país responde a situaciones coyunturales sin un plan maestro, un proyecto nacional a largo plazo bien definido, el cual responde a las presiones y necesidades planteadas por Estados Unidos, a fin de cumplir con compromisos políticos “El problema es la contradictoria postura mexicana sobre la guerra de Irak, porque por un lado se opuso al uso de la fuerza, pero por el otro aceptó dar capacitación electoral a funcionarios de esa nación Este hecho y el incurrir en el paralelismo de la agenda nacional con la de la Unión Americana, ponen al país en la mira de organizaciones terroristas”, añadió Por su parte, Orozco Alcántar dijo que “en México la seguridad nacional no ha sido definida realmente Aspectos como la conformación de grandes cuerpos policiacos requieren de otros elementos, pero no pueden ser tan pragmáticos como en Estados Unidos si la situación no es igual” Sobre el cambio del presidente estadunidense, el académico indicó que “no es trascendental, porque se trata de personas que provienen del mismo medio, universidad y fraternidades El traslado de esa estafeta sería más de persona que de partidos “A esto se suma que la política exterior de ese país es bipartidista Es decir, los republicanos y los demócratas se han comprometido a que sea una sola, por lo que es un unipartidismo que difícilmente se puede romper”, añadió Sobre la política exterior de Estados Unidos, Orozco Alcántar acusó: “La aparente novedad es la `guerra preventiva` inventada por Bush para, al margen del derecho internacional, atacar a países distantes, bajo el pretexto de que representan un peligro potencial para su nación” Expresó: “Esta gran estrategia es parte de la historia de ese país, cuya estructura y vida llamada democrática o dadora de oportunidades materiales, se crea con la expansión y ocupación militar de otros terrenos “Se trata de la ‘tesis de la frontera’ norteamericana, pues lo que americaniza y democratiza a ese país es la expansión territorial y, luego, la bancaria y la financiera” A su vez, Moscona Davidoff afirmó que, “a más de un año de la invasión a Irak, no se ha restablecido el orden en ese país, porque cuando se derroca una dictadura es difícil sustituirla de un día para otro sin la existencia de instituciones, lo que propicia que la situación esté empantanada” Agregó: “Los supuestos `libertadores` no han sido recibidos como héroes, sino como invasores Las batallas, emboscadas y secuestros se realizan a diario Las condiciones de vida actuales corresponden a las de un país, ya de por sí dañado por un embargo anterior, y en una situación de guerra que no termina “Los chiitas, que supuestamente se unirían a las fuerzas liberadoras, se han rebelado contra los invasores, y la violencia genera más agresiones El hecho de haber capturado a Sadam Hussein no ha variado la situación interna, a pesar de unas seudoelecciones para encabezar el gobierno”, concluyó

Comentarios