Hay focos rojos en el país por conflictos agrarios: Salazar

viernes, 7 de enero de 2005
*En Sonora, Chiapas, Oaxaca y Michoacán, los problemas más graves, dice Veracruz, Ver , 6 de enero (apro)- El secretario de la Reforma Agraria, Florencio Salazar Adame, admitió que aún existen en el país 20 conflictos agrarios considerados como “focos rojos” Al encabezar aquí la ceremonia por el 89 aniversario de la expedición de la Ley Agraria, promulgada por Venustiano Carranza en este puerto en 1915, Salazar Adame reveló que existen graves conflictos derivados de la tenencia de la tierra en la zona yaqui, en Sonora; en los Montes Azules, de Chiapas; en Oaxaca, y la meseta purépecha de Michoacán; así como otros clasificados en color amarillo en Hidalgo, Nayarit, Estado de México, Sinaloa, Jalisco, Zacatecas y Veracruz El titular de la SRA dijo que aunque el reparto de tierras en México culminó desde 1992, durante el gobierno de Vicente Fox se han invertido 2 mil millones de pesos en la solución de 398 expedientes sobre regularización Las grandes concentraciones, encabezadas por el presidente de la República en turno para conmemorar la expedición de la Ley Agraria, quedaron atrás y hoy sólo sirvió para escuchar reclamos que exigieron al gobierno federal destinar mayores recursos que permitan capitalizar al campo Después que las autoridades estatales, encabezadas por el gobernador Fidel Herrera Beltrán, colocaran una ofrenda floral y montaron guardia de honor frente al monumento a Venustiano Carranza, ubicado en el malecón, el responsable de la SRA realizó un balance de las acciones en materia agraria realizadas por el gobierno de Vicente Fox De pasada, Salazar Adame aprovechó para cuestionar a quienes han utilizado la movilización, las protestas y las descalificaciones para tratar de obligar a las autoridades a atender la problemática del campo, “pues el discurso tronante y amenazante a nadie convence, conmueve y, menos, compromete” Reprobó las añoranzas de grupos que siguen reclamando el retorno a la propiedad inalienable e imprescriptible del ejido, “impidiendo que la propiedad comunal ingrese al mercado de tierras, cuando las anteriores medidas proteccioncitas fueron la fuente del minifundio, el empobrecimiento, la subordinación al régimen en turno y de la venta clandestina con pagos ridículos” En 1992 se concluyó la primera etapa de la reforma agraria con el reparto de tierras a 335 millones de campesinos que obtuvieron 103 millones de hectáreas, señaló, “con lo que se concretó el anhelo de la lucha revolucionaria”, y ahora, en la segunda fase, dijo, “está por terminarse el proceso de certificación jurídica de la tenencia de la tierra” La propiedad social en el país, refirió, está constituida por 29 mil 942 núcleos agrarios, que ocupan el 52% del territorio nacional Al inició de la actual administración federal, agregó, “se tenían pendientes de regularizar 39 millones de hectáreas, de las cuales han sido regularizados 184 millones en los últimos cuatro años, en beneficio de 869 familias” De este total, afirmó, faltan todavía por regularizar 12 millones de hectáreas, “mismas que estarán listas en 2006”, y con ello, “será cerrada la segunda etapa de la reforma agraria” Pero, la situación actual del país, argumentó, “impide retornar a viejos esquemas que ponen candados para que la propiedad ejidal ingrese al mercado negro de tierras e impida el desarrollo regional” Para la atención de los conflictos agrarios la actual administración federal ha destinado 2 mil millones de pesos en la solución de 398 expedientes que involucraban una superficie de 240 mil hectáreas, y de estos casos, “se liberaron a favor de los pueblos indígenas 87 mil hectáreas, que estaban considerados como focos rojos y amarrillos por el riesgo de violencia por la disputa territorial” Para la solución de estos problemas, acotó, “las autoridades federales no responderán ni a la presión ni a las amenazas de organizaciones o líderes campesinos, pues hay que usar la palabra como instrumento de entendimiento, ya que el discurso tronante y amenazador a nadie convence, conmueve y menos compromete”

Comentarios