Pide CNDH actuar con prudencia en el conflicto magisterial de Oaxaca

martes, 20 de junio de 2006
* Ante la proximidad de las elecciones, el país no está para tratar el tema de manera superficial, advierte México, D F, 19 de junio (apro)- Para el presidente de la CNDH, José Luis Soberanes, la situación en Oaxaca "está que arde", por lo que recomendó prudencia tanto a los maestros como a las autoridades, sobre todo en esta etapa preelectoral Entrevistado al término de la inauguración de la Asamblea General Extraordinaria de la Federación Iberoamericana de Ombudsman (FIO), que se lleva a cabo en Nuevo Vallarta, Nayarit, Soberanes Fernández dijo que ante la proximidad de las elecciones federales, el país no está para tratar estos temas de manera superficial, sino con prudencia y seriedad En el mismo sentido, hizo un llamado a la racionalidad y respeto a los individuos, ya que si bien existen diferencias entre los candidatos, dicha situación sólo debe implicar a ellos y dejar de lado a la ciudadanía, que emitirá su voto dentro de unos días El ombudsman nacional manifestó su recelo ante el conflicto que se vive en Oaxaca, pues se encuentra "súper politizado" en vísperas de las elecciones "Yo no creo en las coincidencias", comentó Informó que la CNDH atiende una queja por supuestas violaciones a los derechos fundamentales durante el frustrado desalojo de maestros en el Centro Histórico de Oaxaca, en el cual habrían sido agredidos habitantes de la zona, aunque prefirió no dar detalles del caso Soberanes Fernández inauguró la Asamblea General Extraordinaria de la FIO, en la cual se firmó el plan de acción para la promoción y protección de los derechos a la educación, que tiene como objetivo exhortar a los Estados como instancias responsables de garantizar este derecho En el plan que fue signado por los ombudsman de Guatemala, Salvador, Ecuador, Paraguay, Argentina, Bolivia, Colombia, Canadá, Costa Rica, Honduras, Nicaragua, Panamá, Perú y Venezuela; asistieron como testigos de honor el gobernador de Nayarit, Ney González Sánchez, y el presidente de la FIO, Enrique Múgica Herzog

Comentarios