Liberado, sacerdote que acompañaba a 18 indocumentados centroamericanos

jueves, 11 de enero de 2007
Oaxaca, Oax , 10 de enero (apro)- Un comando de la policía municipal de Ciudad Ixtepec detuvo al encargado diocesano de la Pastoría de la Movilidad Humana en el sur del país, Alejandro Solalinde Guerra, junto con 18 centroamericanos indocumentados, quienes buscaban a 12 ilegales, entre éstos cuatro mujeres, tres menores y cinco hombres, que fueron "desaparecidos" por esa corporación policíaca Cinco horas después, el sacerdote, que representa a 30 diócesis del sur del país, fue liberado sin recibir ninguna explicación, mientras que los 12 ilegales centroamericanos continúan desaparecidos El secretario de Gobierno, Manuel García Corpus, confirmó la detención del sacerdote y anunció que su caso se va a investigar y si existe algún abuso de autoridad por parte de la policía municipal, serán sancionados por la autoridad correspondiente, mientras que los 18 indocumentados centroamericanos serán deportados a Guatemala El clérigo afirmó que, detrás del tráfico y secuestro de ilegales centroamericanos, está una mafia "Es difícil decirlo, pero en el tráfico de ilegales y en estos secuestros hay una colusión más amplia Es una mafia en la que están metidos algunos ?maras salvatruchas? Los indocumentados refieren que los ?polleros?, gente de la seguridad pública municipal y algunos miembros del grupo de los ?Zetas? (están coludidos) y hasta dan nombres que yo no puedo dar Sin embargo, mis superiores tienen los nombres y las notas de todo esto", señaló Según el relato del guatemalteco Elmer Gabriel Escobar Téllez, alrededor de las cinco de la mañana, la dirección de Seguridad Pública de Ciudad Ixtepec, en la región del Istmo, detuvo a 12 centroamericanos que llegaron en la madrugada, procedentes de Arriaga, Chiapas Dijo que inmediatamente solicitaron la ayuda del sacerdote Solalinde Guerra, quien durante más de un año ha trabajado en apoyo de los indocumentados, a quienes proporciona agua y comida a un costado de la estación de ferrocarril Cerca de las 9:30 horas, en la calle Macedonio Alcalá de esa ciudad del Istmo de Tehuantepec, un grupo de indocumentados, con palos, machetes, piedras y botellas, se dio a la tarea de rescatar a sus paisanos, que presuntamente fueron llevados a dos casas de seguridad de la policía municipal Sin embargo, 18 indocumentados fueron sometidos por la policía municipal, al mando del comandante Pedro Flores Narváez Por órdenes de éste también fue detenido el sacerdote y recluido en la cárcel municipal Cinco horas más tarde, después de la intervención de la Secretaría de Seguridad Pública Federal, fue liberado sin mediar ninguna explicación Cabe mencionar que en las supuestas casas de seguridad fueron encontrados recibos de envíos de dinero de Centroamérica a Juchitán, pasaportes y credenciales de mujeres y ropa, que conforman la presencia de indocumentados y traficantes de personas

Comentarios