Preocupa a la CIDH creciente violencia en la zona triqui

miércoles, 15 de agosto de 2007
Oaxaca, Oax , 14 de agosto (apro-cimac)- El presidente de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Florentín Meléndez Padilla, manifestó su preocupación porque los conflictos políticos en la zona triqui deriven en una mayor violencia luego de la desaparición de dos mujeres de la región Durante una entrevista que sostuvo con familiares de Virginia y Daniela Ortiz Ramírez, desparecidas desde hace casi 40 días en la zona triqui (en la región de la mixteca oaxaqueña), el presidente de la CIDH apuntó que ahora que conoce la situación de vulnerabilidad de la mujeres de esta comunidad, estará al tanto de la investigación que realiza el gobierno oaxaqueño; además pidió que se actúe y localice a las dos mujeres En una audiencia, Emelia Ortiz García, acompañada de Antonia y Adriana Ramírez Cruz, madre y tía de las dos jóvenes desaparecidas, plantearon la situación de las mujeres en la región triqui, donde la violencia se ha agravado como resultado de los conflictos políticos que enfrentan grupos de poder, como el Movimiento de Unificación y Lucha Triqui Independiente (MULTI) y Unión de Bienestar Social de la Región Triqui (Ubisort) contra el Movimiento de Unificación y Lucha Triqui (MULT) Florentín Meléndez anunció también que solicitará información sobre el caso de la niña de 14 años violada en la comunidad de Yosoyuxi el 7 de julio de 2006, y cuyos agresores no han sido detenidos, pese a que están plenamente identificados "Es preocupante --reiteró Meléndez Padilla-- por la condición en que viven las mujeres triquis, vulnerables ante un conflicto político y la falta de actuación del gobierno por resolver los casos denunciados" Tierra de nadie Por otra parte, en entrevista con el Procurador de Justicia de la entidad (PGJ), Evencio Nicolás Martínez Ramírez, las mujeres triquis pidieron que las autoridades busquen a las dos jóvenes desaparecidas desde el pasado 5 de julio y se castigue a quienes violaron a la niña de 14 años en 2006 En respuesta, el procurador reconoció que la zona triqui "es tierra de nadie"; pero se comprometió a entregar resultados de las investigaciones este martes 14 de agosto, y advirtió que las dificultades que hay en la zona para realizar las investigaciones sobre la desaparición de las hermanas Daniela y Virginia, de 14 y 20 años "Hay desesperación de la familia ante la falta de respuesta de las autoridades", señaló Emelia, quien confió en que las autoridades hagan justicia Sobre las investigaciones del caso de la niña violada hace un año, Emelia Ortiz informó al procurador que los responsables, reconocidos por la niña --Timoteo Alejandro Ramírez, Francisco Martínez Bautista, Marcos Flores y Guadalupe Alejandro Ramírez, quién ya falleció-- pasean libremente en la ciudad de Oaxaca o se les puede ver en Putla y Juxtlahuaca; pero éste "no dijo nada; se quedó callado" "Las mujeres triqui hoy tienen miedo de regresar a sus comunidades, la gente del MULTI y de la UBISORT mantienen un retén en El Carrizal donde revisan las camionetas de transporte para ver quién viene en ellas, revisan todo y hasta bajan a la gente si no les parece, nadie denuncia, porque todos estamos bajo amenazas de violación o muerte", agregó Allá, secundó Adriana Ortiz, tía de las menores desaparecidas, no existen los derechos humanos ni apoyos de gobierno "Aunque nosotras sí sabemos dónde está la Secretaría de Asuntos Indígenas, esa dependencia no llega a nuestras comunidades, no hay seguridad pública y en los casos de violencia seguimos esperando que haya justicia, por eso estamos de acuerdo con el procurador en que la zona triqui es tierra de nadie, como dice él", admitió Con desesperación, la madre y la tía afirman que permanecerán en la capital oaxaqueña hasta que el procurador dé una repuesta positiva "Aquí vamos a estar hasta que nos entregue a las niñas (Virginia y Daniela), y se castigue a los responsables de su secuestro y la violación de la otra niña, con todo el peso de la ley", advirtieron Emelia apunta que son ya muchos años de sufrimiento para las mujeres triquis y que es tiempo de que exista una justicia real para ellas, por lo que descartaron cualquier posibilidad de "militarizar" la zona como una medida para encontrar una solución a los conflictos políticos que enfrentan los grupos de poder como el MULT, MULTI y UBISORT, cuyo saldo negativo ha recaído en las mujeres La militarización, sostienen Emelia y Adriana, no sería nunca una solución, al contrario podría repetirse la historia de los años 70 y hasta la mitad de la década de los 80, en que el Ejército se mantuvo en la región y donde las mujeres fueron robadas o violadas por militares Recuerdan los casos de Guadalupe, Santa Cruz Tilapa, Cruz Chiquita y El Rastro, donde el Ejército Mexicano estableció un cuartel en aquellos años y las mujeres no denunciaban los casos por la amenaza de que matarían a sus hijos o que sus maridos las dejaran Antonia, madre de las jóvenes desaparecidas, sucumbe ante la posibilidad de que el Ejército se estableciera en Los Triquis Recuerda que en la década de los ochenta un grupo de militares y habitantes de Copala (entonces municipio priista) la detuvieron, la amarraron y amagaron con ahorcarla por no entregar a su marido "Hoy, quiero justicia, que me entreguen a mis hijas", dice la mujer cuya tristeza se refleja en sus ojos opacos que contrastan con reluciente rojo de su vestimenta triqui Por su parte, el procurador Evencio Nicolás Martínez Ramírez admitió en entrevista que las dificultades políticas impiden la realización de operativos policíacos en la zona, pero aseguró que este martes informará a la familia de Virginia y Daniela sobre las investigaciones que realizan "En la región --apunta-- buscamos soluciones de fondo, pero descarta que la intervención policíaca o militar pueda serlo

Comentarios