Simpatizantes del MULT marchan en Oaxaca

martes, 12 de octubre de 2010

OAXACA, Oax., 12 de octubre (apro).- El Movimiento de Unificación y Lucha Triqui (MULT) y el Partido Unidad Popular (PUP), acusados de financiar un grupo “paramilitar” en San Juan Copala, realizaron una concentración masiva en esta ciudad, en la que refrendaron su apoyo a su dirigente Heriberto Pazos Ortiz,  a quien compararon con los héroes de la Independencia y de la Revolución Mexicana.
En el marco del día de la Raza, alrededor de 5 mil indígenas –40 mil, según el MULT– realizaron una “marcha por la paz”, y en el mitin que se realizó minutos después, todos los oradores y correligionarios corearon: “Viva Heriberto Pazos, vivan los héroes de la Revolución y vivan los héroes de la Independencia”.
El presidente del Comité Directivo Estatal del PUP, Uriel Díaz Caballero, pidió que en este día “quede asentado con letras de oro el nombre de don Heriberto Pazos, el máximo dirigente social oaxaqueño”.
Poco antes, Díaz Caballero, señalado como aliado del PRI y quien se vanagloria de presidir el único partido indígena de Latinoamérica, leyó un discurso en el que resaltó que a 500 años de la conquista, 200 de la Independencia y 100 de la Revolución, “vemos a un país destrozado, un país donde 20% o menos de los mexicanos gozan de esta riqueza que tenemos”.
Unas cuatas familias, añadió, “son los que, organizados en un partido, el tradicional PRI, saquearon y siguen saqueando y esperan seguir saqueando a nuestro país (…) por eso sigamos por el camino que nos ha marcado nuestro máximo líder estatal, don Heriberto Pazos, porque es el correcto para alcanzar la paz, no solamente en la región triqui, sino en todo el estado y a nivel nacional”.
Por su parte, Mariano Vásquez Jiménez, habitante de Juchitán, aclaró que el MULT no es un movimiento armado, sino un movimiento social, y pidió al gobierno “que saque las manos del conflicto de la región triqui”.
Vásquez Jiménez advirtió: “También podemos responder a través de la movilización y demostrar a los calumniadores la fuerza que tenemos. Aquí estamos los indígenas de Oaxaca, lo único que nos falta es organizarnos, porque somos más de 60% de indígenas en el estado, y eso indica que también podemos tomar el poder”.
El último de los oradores fue Heriberto Pazos Ortiz, quien durante 10 meses, junto con la Unidad de Bienestar Social de la Región Triqui (Ubisort), mantuvo en “estado de sitio” a San Juan Copala, situación que provocó el desplazamiento de aproximadamente 300 triquis simpatizantes del municipio autónomo.
Pazos Ortiz destacó la labor del obispo emérito de Tehuantepec, Arturo Lona Reyes, y del apoderado legal de la arquidiócesis de Antequera, Francisco Wilfrido Mayrén Peláez, para “pacificar” la región.
Sin embargo, dijo, los gobernadores Ulises Ruiz y el electo Gabino Cué tienen que poner su parte y entender que también van a jugar un papel determinante, aunque “nosotros hemos declarado muchas veces que quienes verdaderamente van  llevar a cabo esta paz son los propios triquis”.
Prosiguió: “Nadie les va a decir a ellos qué hacer, y yo estoy convencido que en el momento que se sientan los actores políticos avanzará ese proyecto, ese acuerdo de paz”.
Hizo hincapié que “la paz no se hace con discursos, decretos o firmas, se tiene que hacer con la voluntad de los hermanos triquis. Ya no más violencia, no más sangre, no es posible dejar una herencia de venganza a los hijos, entonces, es importante que se haga la paz”.
Luego subrayó: “Nosotros entendemos que hay quienes no quisieran que se llevara a cabo esa paz, entendemos que encontraron la manera de querer ponerse en la vitrina política, es un grupito de gentes que no tienen que ver con la nación triqui y ahora se dedican a atacar y golpear a nuestra organización”.
Sin embargo, dijo que ello no le extrañaba, porque desde  hace más de 30 años resisten las embestidas del PRI-gobierno y de quienes tienen miedo que siga la organización y la unidad de los pueblos.
Pazos Ortiz consideró que quienes ahora le hacen el juego al Estado mexicano “son francotiradores y policías que se dedican a golpear al movimiento, y también ellos serán señalados en su momento”.
Durante el mitin, un grupo de aproximadamente 200 militantes del MULT continuaron su marcha frente a lo que fue el palacio de gobierno y donde se encuentra el campamento de los simpatizantes del municipio autónomo.
Ahí se registró un incidente con algunas mujeres triquis que se encuentran en el plantón denominado “Autonomía y resistencia”, cuando Eleazar Ortiz, dirigente del MULT, intentó evitar la difusión de un mensaje en contra de su movimiento.

Comentarios