Reportan 15 casos de intento de suicidio en albergues de Tabasco

miércoles, 20 de octubre de 2010

VILLAHERMOSA, Tab., 20 de octubre (apro).- La Secretaría de Salud (SS) local reportó 15 casos de intento de suicidio en los albergues que ocupan las familias damnificadas por las inundaciones.
    El director del Programa de Salud Psicosocial de la SS, Alejandro Madrigal Zentella, manifestó que los cuadros depresivos en los albergues se han incrementado en 2% por la contingencia.
    Dijo que las brigadas médicas han atendido a tiempo estos casos, aunque destacó que representan una situación preocupante para las autoridades de salud luego de la prolongada contingencia que atraviesan 13 de los 17 municipios de la entidad.
    Madrigal Zentella agregó que se atiende la violencia intrafamiliar, un fenómeno muy común en estos lugares por la duración de casi dos meses de contingencia, “donde la gente está desesperada por regresar a sus casas”, puntualizó.
    Según reportes de la Dirección Estatal de Protección Civil, pese a la tregua de lluvias de las últimas dos semanas y descenso de nivel de ríos, aún permanecen más de 5 mil personas albergadas en los 13 municipios afectados.
     En tanto, el gobernador Andrés Granier evaluó que, preliminarmente, la cuarta inundación consecutiva que sufre Tabasco ha dejado daños en 380 mil hectáreas de cultivos y pastizales, así como afectaciones en 550 escuelas y 26 centros de salud, además de más de 3 mil kilómetros de carreteras y 50 puentes destruidos.
Ante gobiernos municipales perredistas y panistas de Tenosique, Cunduacán, Emiliano Zapata y Jonuta, recordó que esta región, en 2008, sufrió una grave inundación con pérdidas por 8 mil millones de pesos, sin embargo, destacó que la compensación del gobierno federal “fue mínima para resarcir todo el daño, y ahora en 2010 nuevamente están afectados”.
Adelantó que dentro de las obras propuestas a la Comisión Nacional del Agua (Conagua) está la construcción de una estructura de control en el arroyo de Chaschin para que las aguas del río Usumacinta no afecten comunidades rurales de la región.
    Luego exigió de nuevo que las obras del Plan Hídrico Integral de Tabasco (PHIT) se concluyan en tiempo y forma, pues Tabasco, machacó Granier Melo, “no puede seguir en la incertidumbre cada año”.
El gobernador hizo un llamado a los alcaldes perredistas y panistas para que pongan especial interés al levantamiento de daños a la infraestructura en carreteras, caminos, obras hidráulicas, de educación y salud afectados durante la actual contingencia.
    Indicó que en los 13 municipios afectados se está haciendo el censo de daños para presentarlo al gobierno federal, a fin de recibir los recursos del Fondo Nacional de Desastres Naturales (Fonden) para la reconstrucción.