Crece el conflicto entre el gobierno de Jalisco y la UdeG

miércoles, 1 de diciembre de 2010

GUADALAJARA, JAL. 1 de diciembre (apro).- El secretario de Gobierno Fernando Guzmán Pérez Peláez anunció una auditoria a los hospitales civiles que son manejados por la Universidad de Guadalajara, en medio de otro conflicto entre las autoridades estatales y funcionarios universitarios.
           El director de los Hospitales Civiles de Jalisco, Jaime Agustín González Álvarez dijo que, a partir del lunes pasado, los empleados de esos nosocomios trabajan bajo protesta, debido a que están en desacuerdo con el incremento del 3.7 % en el presupuesto de 2011.
          González Álvarez explicó que, de las 2,500 consultas, ahora sólo darán 300, y que se retrasarán las cirugías programadas en señal de protesta, hasta que el gobierno del estado instale una mesa de negociación.
           Además denunció que hay desabasto de leche para los recién nacidos, debido a que el gobierno del estado no les da los recursos suficientes.
    En conferencia de prensa, Guzmán Pérez dijo: “Es grave que la gente de hospitales civiles diga que hay desabasto y que estén en peligro los niños recién nacidos; eso es falso.  El gobierno del estado está en toda la disposición de apoyar el tema. No podemos poner en riesgo ninguna vida y menos la de los niños”.
    Añadió “Ante la declaración de González Álvarez se determinó formar una comisión con el exdirector del hospital civil y gente experta para hacer una auditoria especial (pues permanente hay vigilancia), porque sí hay recursos no nos pueden venir a decir que hay desabasto de leche”
     En la conferencia de prensa estuvieron presentes el secretario de Administración, José Ricardo Serrano; el secretario de Salud, Alfonso Petersen, y el director jurídico de la Contraloría, Salvador Ruiz Ayala.
    “Ellos son unos de los órganos que reciben cada año más presupuesto y de los que proporcionalmente ha crecido cada vez cada año”, añadió.
    Por la mañana, Alfredo Lepe, director de uno de los hospitales civiles, el Fray  Antonio Alcalde, explicó que ni siquiera cuentan con  suturas, gasas y anestésicos. Dijo que además  ya se pospusieron 12 cirugías del turno matutino y 22 del vespertino.
          Este año los Hospitales Civiles recibieron un millón 976 mil 528 pesos de presupuesto, y para el 2011 se contemplan 2 millones 74 mil pesos.  
           Dijo que lo que necesitan son 3 millones 500 mil pesos.
           Por su parte, el director de los Hospitales Civiles de Guadalajara, Jaime Agustín González Álvarez censuró las declaraciones de Guzmán Pérez, que  por la mañana en un noticiario radiofónico afirmó que esos nosocomios no ven por la salud de la población y no reportan cuentas claras de los recursos que reciben.  
              Esta situación se da en medio de enfrentamientos entre la Universidad de Guadalajara y el gobierno estatal.   Desde el pasado 30 agosto, la U de G realiza manifestaciones para exigir el pago de 701 millones de pesos que, de acuerdo con la casa de estudios, les retuvo el gobernador panista Emilio González.  A partir de hoy se “endurecieron las acciones” y alrededor de mil jóvenes tomaron las instalaciones del Palacio de Gobierno y Casa Jalisco.
    Diversos funcionarios de la UdeG encabezaron la que han llamado "resistencia civil pacífica", incluida la directora del  Sistema de Educación Media Superior (SEMS), Ruth Padilla Muñoz; el presidente de los estudiantes, Marco Núñez Becerra, y el secretario general del Sindicato Único de Trabajadores de la Universidad de Guadalajara (SUTUDEG), Francisco Díaz Aguirre.
          En tanto, en la residencia oficial de Casa Jalisco, el contingente lo encabezaron algunos rectores de centros universitarios y el líder del sindicato de profesores, Roberto López González, quienes clausuraron simbólicamente el recinto.
           “Es indignante que el Ejecutivo indique a la universidad en dónde debe construir los centros universitarios”, dijo López González.
            Tras la mediación de la Secretaría de Gobernación, cuando parecía que el conflicto finalizaría pronto, el problema se agravó, luego de que el Consejo General Universitario rechazó la propuesta del gobernador de entregar 400 millones de pesos, de los que 200 millones son federales y 200 millones de las autoridades estatales.
          Sin embargo, González Márquez señaló que, de su parte, esos recursos se entregarían en especie, ya sea en materiales o en obras, ante la posibilidad de que fueran desviados.
          “Esta propuesta es humillante”, dijo el rector de la UdeG, Marco Antonio Cortés Guardado.
          Ahora, la UdeG analiza la posibilidad de pedir un préstamo  de 200  millones de pesos.
           Cortés Guardado dijo que están en peligro los aguinaldos de los trabajadores académicos y administrativos. El préstamo se utilizaría para este fin.

Comentarios