Atrae PGR el asesinato del chofer del exrector de la UdeG

miércoles, 3 de febrero de 2010

GUADALAJARA, Jal., 3 de febrero (apro).- La Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) determinó enviar a la PGR el expediente del asesinato del exdirector de la Preparatoria 7 de la Universidad de Guadalajara, Fernando González Sandoval, ante la sospecha de que el homicidio y la agresión contra el chofer del exrector Raúl Padilla López tendrían algún nexo con el crimen organizado.
González Sandoval falleció el pasado 10 de diciembre. Los presuntos responsables fueron identificados como Richard y Gustavo Mancilla Valdez, quienes trabajaban como escoltas de Padilla López, y estaban dados de alta en la Policía Investigadora, perteneciente a la procuraduría del estado.
A su vez, esos sujetos fueron mencionados como presuntos responsables de la agresión contra Andrés González Negrete, cuando el empleado de la Universidad de Guadalajara fue atacado con una arma de fuego, cerca del domicilio particular de Padilla López, en un atentado que lo dejó malherido y posteriormente le provocó la perdida de un ojo, como secuela de los hechos ocurridos durante la noche del 26 de octubre de 2009.
Por su parte, la Universidad de Guadalajara consideró como un triunfo la intervención de la PGR. Javier Peña Razo, responsable de la oficina del abogado general de la institución, señaló, en conferencia de prensa, que la PGR atrajo el caso de los hechos contra personal de la universidad, con lo que, dijo, se demuestra que la casa de estudios siempre tuvo la razón al demandar la intervención de las autoridades federales:
"Formalmente, la procuraduría nos informó que la investigación está radicada en la agencia 2, mesa 3, donde ya estaban ahí las denuncias que habíamos presentado antes de la Feria Internacional del Libro, por amenazas recibidas por medios electrónicos", señaló.
Desde hace semanas, la Universidad de Guadalajara, a través del abogado coadyuvante, Alfonso Partida Caballero cuestionó el actuar de la procuraduría de Justicia del estado, y acusó a la institución que encabeza Tomas Coronado Olmos de actuar con dolo en las investigaciones y proteger a presuntos delincuentes, debido a la negativa de girar ordenes de aprehensión en contra de los hermanos Mancilla Valdez.
 El mismo Partida Caballero negó la posibilidad de que el presidente de la Feria Internacional del Libro, Raúl Padilla López, fuera citado a declarar por las autoridades.

Comentarios