Veracruz: Exige oposición se investigue "apoyo ilegal" de gobernador a Duarte

miércoles, 16 de junio de 2010

JALAPA, Ver., 16 de junio (apro).- Luego de la difusión de audios que apuntan a que el gobernador Fidel Herrera opera las campañas en la entidad, la oposición exigió a las autoridades federales y electorales investigar los “apoyos ilegales” al candidato priista Javier Duarte.

Las revelaciones de este día del periódico Excélsior, en donde Herrera Beltrán advierte que canalizará dinero a las candidaturas de Duarte y de los diputados locales y alcaldes priistas, derivaron en la condena al gobernador de parte de los partidos Acción Nacional y de la Revolución Democrática, del Trabajo y Convergencia.

El dirigente estatal del PAN, Enrique Cambranis Torres, sostuvo que esa acción es una prueba de que el candidato priista al gobierno veracruzano “ya no levantó”.

En conferencia de prensa, el dirigente panista refirió que, desde que Herrera Beltrán es gobernador, “ha operado como ahora”; es decir, ha desviado recursos públicos para favorecer las campañas de los candidatos priistas desde la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan).

La Sefiplan, acusó, “ha sido la caja chica del gobernador para controlar las elecciones”, gastándose el dinero público “con descaro y cinismo” para lograr utilidad político electoral, como en este caso, en que “ordenó le entregaran a Renato Tronco –candidato a la alcaldía de Las Choapas-- 10 millones de pesos para hacer una carretera hacia una de las comunidades de ese municipio”.

Ante esa situación, adelantó que la bancada panista en el Congreso federal y estatal estará solicitando el “desafuero” de Fidel Herrera a través de un juicio político, “para que se someta a las consecuencias de sus actos” ante las autoridades de justicia correspondientes.

Dijo que también solicitarán a los órganos de fiscalización local, y a la Auditoría Superior de la Federación, “tomen las medidas pertinentes” para practicar una auditoría al gobierno de Veracruz y comprobar los presuntos desvíos de recursos.

Por su lado, el candidato al gobierno del estado por la coalición PRD-PT-Convergencia, Dante Delgado Rannauro, acusó al gobierno de Herrera Beltrán de manejar de forma “perversa, absurda e indiscriminada” los recursos públicos en beneficio de Javier Duarte.

El abanderado de la coalición “Para cambiar Veracruz”, subrayó que esta situación “evidencia el dispendio oficial y confirma lo que desde el 24 de mayo pasado, a través de una carta pública, hemos venido denunciando y que, en voz del propio gobernador, ya se hizo público”.

En esa carta pública, en la que demandó a Herrera Beltrán “sacar las manos” del proceso electoral, recordó Dante Delgado, “le exijo que asumiera la responsabilidad a la que está obligado por mandato de ley y que sea el primero en preservar el estado de derecho”.

A esta exigencia se sumó el dirigente estatal del PRD, Celso Pulido Santiago, quien exigió a las autoridades electorales investigar la veracidad de las grabaciones que involucran a Herrera Beltrán “en un operativo con miras a llevar al triunfo a su partido en las elecciones del próximo 4 de julio”.

Adelantó que la representación nacional de su partido ante el Instituto Federal Electoral (IFE) “prepara una queja” que presentará en la Unidad de Fiscalización de los recursos de los partidos políticos, con la finalidad de que investigue si el gobierno del estado está destinando recursos públicos a los candidatos del PRI.     

Si el IFE acepta el recurso, explicó el líder del PRD, también solicitarán que la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales (Fepade) indague el caso, ya que ante la gravedad de este asunto “es necesario que las instancias electorales actúen en consecuencia”.

Luego del escándalo, Herrera Beltrán buscó deslindarse de las acusaciones y argumentó que, en la “guerra sucia” desplegada en su contra, los “demonios del edén andan sueltos” y, aunque se negó a mencionar nombres y apellidos, veladamente se refirió al candidato panista Miguel Ángel Yunes Linares.

Sin ahondar en lo expuesto por Excélsior, el gobernador priista se limitó a mencionar que en Veracruz “se vive en paz y tranquilidad”, sin embargo, advirtió “que el bien siempre vence al mal y Veracruz sigue adelante”.