Avala TEPJE triunfo de Duarte en Veracruz

lunes, 26 de julio de 2010

JALAPA, Ver., 26 de julio (apro).- El Tribunal Electoral del Poder Judicial del estado (TEPJE), validó por unanimidad la elección de gobernador y otorgó la constancia de mayoría al candidato de la coalición “Veracruz para adelante” (PRI-PVEM-PRV), Javier Duarte de Ochoa, quien esta misma noche fue declarado gobernador electo.

En sesión plenaria, el TEPJE emitió la declaratoria de validez luego de desechar la mayoría de los recursos de impugnación presentados por las coaliciones PAN-Panal, que postuló a Miguel Ángel Yunes Linares, y la alianza PRD-PT-Convergencia, que llevó como candidato a Dante Delgado Rannauro.

En el dictamen presentado por el magistrado presidente del Tribunal, Daniel Ruiz Morales, se declaró al priista Javier Duarte como ganador de la elección del 4 de julio pasado, con un millón 357 mil 705 votos, seguido de Yunes Linares, con un millón 278 mil 147; y Dante Delgado, con 419 mil 700 votos.

La ponencia de Ruiz Morales, fue avalada por Gregorio Valerio Gómez y José Lorenzo Álvarez Montero, quienes horas antes acordaron también anular los resultados de más de 200 casillas electorales que, sin embargo, no modificaron las cifras que le dieron el triunfo al candidato priista.

En el resolutivo, Ruiz Morales desechó la mayoría de los recursos de impugnación, el relacionado con el uso de recursos de procedencia ilícita para apoyar la campaña de Duarte, basado en grabaciones de audio.

Consideró que “esta situación no fue debidamente acreditada,  en principio porque se habla del desvío de recursos, pero no se aporta una prueba real, verídica que permita afirmar la condición de que realmente se desviaron recursos y que éstos beneficiaron a uno de los contendientes y que apoyaba el titular del Ejecutivo estatal”.

Estos señalamientos, agregó, se basan fundamentalmente en unos audiocasetes grabados de manera ilegal, y recordó al respecto que “tanto la doctrina como la jurisprudencia de la Suprema Corte de Justicia, han determinado que si éstos se obtienen de manera ilícita no producen ningún efecto ni pueden ser aptos para acreditar la responsabilidad de alguna persona”.

“Las comunicaciones se consideran cuestión de carácter privado, por mucho que quien haya sido sorprendido en una conversación de ese tipo hubiera sido el titular del Ejecutivo, porque lo que se protege es, precisamente, el derecho fundamental protegido en la Constitución, en el sentido de que éstas no pueden ser intervenidas por un particular”, destacó.

De igual manera, el Tribunal descartó que el candidato priista haya rebasado los topes de campaña y precampañas, y negó que haya habido iniquidad en los medios de comunicación o que se haya utilizado “propaganda negra” contra algún candidato.

En torno al Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP), el magistrado ponente determinó que las supuestas irregularidades denunciadas “no pusieron en riesgo el proceso electoral”, ni tampoco, los quejosos, “alcanzaron a demostrar las irregularidades denunciadas como para anular los resultados de la elección de gobernador”.

Luego de su explicación, el dictamen fue aprobado y avalado por los otros dos magistrados; y después de decretar un receso, se llamó al candidato ganador de la elección, a quien le entregaron la constancia de mayoría como gobernador electo de Veracruz.

Comentarios