Sentencian a seis sicarios a penas de entre 20 y 70 años

lunes, 9 de agosto de 2010

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis., 9 de agosto (apro).- Un  grupo de sicarios acusados de haber capturado, torturado y ejecutado en el 2008 a dos ingenieros de la Secretaria de Infraestructura en Chiapas, a quienes confundieron con miembros de un grupo contrario, fueron sentenciados a penas de hasta 70 años de prisión, pero no por los crímenes, sino por el arsenal, vehículos, drogas y dinero que se les decomisaron.

La Procuraduría General de la República (PGR) dio a conocer que se trata de seis personas acusadas de delitos de delincuencia organizada, contra la salud, en las modalidades de colaborar de cualquier manera al fomento para posibilitar la ejecución de algún delito contra la salud, y posesión de cocaína y marihuana con fines de venta; acopio de armas de fuego y cartuchos de uso exclusivo de la Armada, Ejército y Fuerza Aérea, entre otros.

La PGR señaló que de acuerdo con lo asentado en la causa penal 71/2008, dichas personas fueron aseguradas en posesión de drogas, armas, cartuchos, granadas y vehículos en el municipio de Las Margaritas.

Los sentenciados son Juan Sotuyo Rodríguez, alias El Puma, condenado a 71 años de prisión y a pagar una multa de 180 mil 504 pesos; Juan Manuel Ontiveros Iribe y Alberto Gutiérrez Bañuelos, a 31 años de cárcel y multa de 27 mil 977; Gonzalo Rodríguez Zapata, El León, y José Gamaliel Hernández Portillo, 28 años de prisión y multa de 24 mil 7 pesos; así como Niger López Feria, El Burro, con una pena de 20 años y una multa de 17 mil 325 pesos.

Los sentenciados fueron sorprendidos en posesión de 93 granadas --72 de 40 mm; 19 expansivas y 2 de fragmentación--; además de 52 armas de diversos calibres, entre ellas 14 rifles AK-47 y 17 fusiles AR-15, así como 4,491 cartuchos útiles de diferentes calibres. También se les aseguraron siete vehículos de diferentes marcas y modelos.

La PGR se abstuvo de informar sobre el estado que guarda el proceso por los homicidios que cometieron en contra de los dos servidores públicos del gobierno de Chiapas.

Los dos ingenieros de la Secretaria de Infraestructura desaparecieron el pasado mes de mayo del 2008. Raúl Bautista Méndez y Miguel Ángel Macías Vázquez, fueron asesinados por miembros de este grupo armado, luego de ser confundidos con integrantes de una banda contraria.

De acuerdo con las declaraciones de los detenidos, tras levantar a los ingenieros, los condujeron a un rancho para tratar de sacarles información, lugar hasta donde arribó el cabecilla de esta banda, de apodo El Amarillo, actualmente prófugo, quien al observar que no eran las personas que buscaba, los mató de un balazo en la cabeza y ordenó quemarlos en un tambo con diesel para que no los delataran.

Comentarios