Auditaremos a la UdeG, revira el PAN

miércoles, 29 de septiembre de 2010

GUADALAJARA, Jal., 29 de septiembre (apro).- Mientras más de 60 mil universitarios –según cifras oficiales— marchaban por las calles de Guadalajara, el diputado local Héctor Álvarez Contreras advirtió que el jueves 30 de septiembre presentará en el Congreso del estado una iniciativa para que se auditen las finanzas de la Universidad de Guadalajara.
    En conferencia de prensa, paralela a la mega marcha realizada por los universitarios para exigir al gobierno del estado que libere 700 millones de recursos federales retenidos desde 2007 y se le entreguen 390 millones adicionales, el diputado Héctor Álvarez anunció que pedirá al auditor del estado, Alonso Godoy, que audite los ejercicios fiscales del 2009 y 2010.
    Álvarez, cercano al “grupo neopanista” que encabeza el gobernador Emilio González Márquez, advirtió que en caso de que se detecten anomalías recurrirá a las instancias legales para que el rector Marco Antonio Cortés Guardado responda por el presunto malo manejo de recursos.
    Por otra parte, el legislador panista exhortó a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público para que en el ejercicio 2011 “etiquete las participaciones federales para la Universidad de Guadalajara, sólo para fines académicos y de infraestructura administrativa, evitando el desvío de ellos a áreas no prioritarias para la educación”.
    El diputado se refirió a las empresas parauniversitarias, que según él, solamente benefician al grupo que controla la Universidad de Guadalajara. Dichas empresas incluyen una agencia de viajes, una productora de cine y televisión, una inmobiliaria, una promotora de espectáculos y una casa encuestadora.
    Explicó que, de acuerdo con cifras asentadas en el informe de actividades del propio rector Cortés Guardado, en los últimos cinco años estas empresas registran pérdidas por 39 millones 608 mil pesos. Por ejemplo, la agencia de viajes “UdeG”, tiene 1 millón 234 mil pesos de pérdidas; el Centro de Estudios de Opinión (CEO), 13 millones 878 mil; la Casa Productora de Cine y Televisión, 4 millones 857 mil; la Inmobiliaria Universitaria, 6 millones 319 mil pesos; y la empresa Impro, promotora de espectáculos, mermas por 3 millones 794 mil pesos.
    “Dicen que no tienen dinero pero estos 39 millones que pierden, ¿a dónde van? Gastan 242 millones de pesos anuales en difusión y publicidad. Además hay 200 tienditas para vender alimentos en los centros universitarios y prepas; cada uno se concesiona por 150 mil pesos, lo sabemos de fuente fidedigna. Esto nos habla de 300 millones de pesos en la última década. ¿Quién se lleva ese dinero? ¡Nadie lo sabe ni se transparenta!”, declaró Álvarez Contreras.
    El diputado panista indicó que la U de G le sale cara a los jaliscienses y arguyó que cada alumno cuesta al erario 26 mil 200 pesos del erario.
Destacó que en materia de investigación se han invertido 7 mil 854 millones, entre 2001 y 2009. Sin embargo, la casa de estudios sólo tiene una patente registrada ante el IMPI (Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial). “Sabemos de muchos resultados de investigaciones… ¿Quién registra las patentes? ¿Para quién es el negocio?”, cuestionó.