Denuncia Córdova "guerra sucia" de ultraderecha en Guanajuato

lunes, 21 de noviembre de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- José Ángel Córdova Villalobos, exsecretario de Salud y aspirante del Partido Acción Nacional (PAN) a la gubernatura de Guanajuato, acusó a grupos de ultraderecha de orquestar una campaña en su contra basada en mentiras sobre su postura ante el aborto. Dijo que los ataques de la extrema derecha, que se empeña en golpearlo y confundir a los panistas guanajuatenses para que decline a sus aspiraciones, se deben a la “fuerza” que ha tomado su proyecto en la entidad. “Obviamente, con este crecimiento que estamos teniendo de manera exponencial en la campaña, pues ha habido contrarreacciones; sabemos que por ahí se preparaba algún ataque sin fundamento, en relación con mi visión sobre el derecho a la vida y de mis actitudes sobre el tema”, dijo en conferencia de prensa. Acusó a sus contrincantes de encabezar una “guerra sucia” en su contra que no muestra otra cosa que desesperación por su avance en la búsqueda por la candidatura y que, según él, buscan la manera de hacerlo a unlado, incluso inventando cosas. Además, dijo, la ultraderecha ha divulgado falsas informaciones para tratar de confundir a los electores. "Que ya el doctor declinó a favor de Miguel Márquez, que ya el doctor se conformó con la senaduría, y así el golpeteo basado en mentiras", arguyó. Además de Córdova, compiten por la candidatura el exsecretario de Desarrollo Social del estado, Miguel Márquez Márquez; el senador Ricardo Torres Origel, y el exsecretario de Gobierno, Gerardo Mosqueda Martínez, los tres vinculados con grupos de ultraderecha, como El Yunque. Córdova comentó que en las redes sociales y actos públicos lo acusan de estar en contra de la vida y que, como secretario de Salud, avaló el aborto y la pastilla del día después. "Hay algunas personas que quieren confundir y hacer pensar que yo, de alguna manera, pudiera tener una actitud en contra de la vida, y nada más falso, nada más absurdo que ello. “Yo he sido un defensor, y lo seguiré siendo, porque mis convicciones y mis principios no cambian, pero cuando se es funcionario, hay que ser muy respetuoso de lo que la ley obliga", dijo. Recordó que, cuando fue diputado federal, defendió su postura de defensa a la vida con elementos técnicos y que, cuando se aprobó el aborto en el Distrito Federal, siendo él secretario de Salud, nunca se practicó la interrupción del embarazo en las clínicas del sector salud federal. En cuanto a la píldora del día después, dijo que cuando se aprobó su uso, siendo secretario de Salud, exigió la comprobación técnica de que no obstruía la implantación. "La Secretaría de Salud, cumpliendo con la ley, tuvo que actualizar la Norma 046 en relación con la violencia contra las mujeres, porque en el 2007-2008 el presidente Calderón promulgó una ley que establece todas las acciones en contra de la violencia contra las mujeres que, entre otras cosas, permite el aborto en caso de violación. "Pero dentro de esa actitud de respeto a la ley, el aborto nunca se permitió en hospitales federales", insistió. Afirmó que nunca ha tenido miedo de abortar el tema de la defensa de la vida, mismo que –dijo— domina como catedrático de embriología. "Lo he enfrentado y lo he defendido con todo el vigor, con todas mis fuerzas" y, como aspirante a la gubernatura de Guanajuato, enfatizó, lo seguirá defendiendo.

Comentarios