Detienen a falso líder religioso que explotaba a pobres

lunes, 28 de noviembre de 2011
TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- La Procuraduría General de Justicia del estado (PGJE) desmanteló una falsa congregación religiosa que era usada para explotar a familias de escasos recursos. La dependencia informó que este lunes cumplimentó una orden de aprehensión contra Darinel López Toledo –líder de “Misiones de Shaddai”– como probable responsable del delito de trata de personas, en virtud de que “enganchaba” a personas humildes con la promesa de trabajo, casa y alimentación, obligándolas a cumplir jornadas extenuantes por tan sólo 25 pesos al día. Según las indagatorias de la PGJE, el pasado 3 de agosto una de las víctimas declaró ante el Ministerio Público investigador que fue obligada a trabajar dentro de la supuesta congregación y no le estaba permitido salir del lugar, por lo que tramó su fuga. Una vez fuera del inmueble ubicado en el Ejido Congregación Reforma, municipio de Tapachula, señaló que a los menores de edad les impedían asistir a la escuela, bajo el argumento de que fuera de la congregación estarían sujetos a diversas tentaciones. De acuerdo con la declaración de la víctima, López Toledo se acercaba a familias de escasos recursos a predicar la palabra de Dios y, luego de prometerles un predio para vivir junto a sus familiares, donde supuestamente contarían con trabajo y alimentación, eran condicionados a cargar decenas de toneladas de plátano provenientes de diversos sembradíos, propiedad del indiciado. Otra de las víctimas declaró que los menores de edad que se encontraban dentro de la congregación eran obligados a cumplir jornadas laborales de hasta 12 horas al día, y como pago recibían dos pesos por hora. Según los denunciantes, cada familia era coaccionada a entregar una parte de su sueldo como diezmo para las actividades que encabezaba Darinel López Toledo. Las investigaciones realizadas por la Fiscalía Especializada en Atención a Delitos Cometidos Contra Inmigrantes permitieron conocer que al interior de la congregación existía la figura del “Oficial”, quien se encargaba de vigilar el cumplimiento de cada una de las actividades asignadas a los miembros, y en caso de no ser acatadas, aquellos tenían la orden de golpear a las víctimas hasta que se rompieran las varas de castigo. La PGJE afirmó que luego de iniciar la averiguación previa correspondiente por el delito de trata de personas, obtuvo del juez de la causa la orden de aprehensión en contra de Darinel López Toledo, misma que fue cumplimentada en las últimas horas por elementos de la Policía Especializada. El acusado se encuentra recluido en el Centro de Reinserción Social para Sentenciados número 9, con sede en el municipio de Acapetahua, a disposición del juez de primera instancia en materia penal, quien resolverá su situación jurídica en las próximas horas.