Detectan en zonas pobres de Veracruz brotes de hepatitis y sarna

jueves, 15 de diciembre de 2011
XALAPA, Ver. (apro).- Las autoridades sanitarias establecieron un cerco sanitario en las poblaciones de Totonocapan y Zongolica, dos de las más pobres de la entidad, debido a que se tienen detectados brotes de sarna y hepatitis. Pablo Anaya Rivera, titular de la Secretaría de Salud, reconoció que en la sierra de Zongolica se han manifestado a la fecha 50 casos de sarna, y atribuyó el brote “a problemas de falta de higiene” y a la temporada invernal. Según el funcionario, las autoridades de salud instrumentaron ya un cerco sanitario en diversos municipios de esa zona, para evitar que la sarna se convierta en un problema grave de salud pública entre la población. En estas tareas, detalló, los servicios de salud pública del estado trabajan de manera coordinada con la jurisdicción sanitaria para atender los casos registrados y evitar la propagación de la enfermedad. Subrayó que, aunado a estas medidas, se han establecido cercos sanitarios en los barcos que llegan al puerto de Veracruz para descargar ganado exportado de otros países, “con la finalidad de tratar de minimizar los riesgos a la salud que estos animales pudieran presentar”. El funcionario no precisó en qué comunidades o municipios de esa zona del centro de Veracruz se han registrado padecimientos de sarna entre la población, pero insistió que a través de los cercos sanitarios se evitará su propagación a otros lugares. Por separado, el secretario de Educación estatal, Adolfo Mota Hernández, informó que pidió la intervención de las autoridades de la Secretaría de Salud para atender e investigar los casos de hepatitis que en los últimos días se han presentado en municipios de la sierra de Totonacapan. Esos brotes, dijo, se han detectado en comunidades de los municipios de Coxquihui y Chumatlán, afectando de manera especifica a menores de edad que estudian en diversas instituciones educativas de esos lugares del norte de la entidad. Mota Hernández refirió que los propios profesores de las escuelas de dichos municipios han confirmado hasta el momento cerca de 50 casos de menores con problemas de hepatitis.