Defiende alcaldesa legalidad de dos matrimonios gay en Lázaro Cárdenas

viernes, 2 de diciembre de 2011
CANCÚN, Q. Roo (apro).- La alcaldesa de Lázaro Cárdenas, Trinidad García Argüeyes, defendió la legalidad de los dos matrimonios gay efectuados el pasado 28 de noviembre en el juzgado civil de Kantunilkín, cabecera de ese municipio. Las dos parejas –conformadas por María Patricia Novelo Infante, de 40 años de edad, y Areli Castro García de Alba, de 23 (ambas del Distrito Federal), así como Sergio Arturo Monje Cruz y Manuel Reyes Chalé, uno yucateco y el otro tabasqueño, de 41 y 36 años, respectivamente– exigieron su derecho al matrimonio, en virtud de que el Código Civil del estado no especifica que los enlaces deben ser entre un hombre y una mujer ni los prohíbe tácitamente entre personas de un mismo sexo. En esa ley, que fue reformada la última vez en diciembre de 2009, sólo se habla de “los contrayentes” y los requisitos que éstos deben cumplir para casarse. Las dos parejas dieron a conocer públicamente sus enlaces el pasado 30 de noviembre, tomando por sorpresa al gobierno estatal. En una conferencia de prensa, en la que estuvo acompañada del director Jurídico de Lázaro Cárdenas, José Luis Martínez Garza, y la coordinadora y oficial del Registro Civil en esa demarcación, María Rosalía Balam, García Argüeyes sostuvo que las controversiales bodas estuvieron apegadas a la ley vigente. Ahora, dijo, corresponde a las autoridades estatales decidir si ratifican su validez, y al Congreso si se promueve una reforma para enmendar la laguna legal que posibilitó la formalización de este tipo de uniones. Recordó que las dos parejas habían intentado contraer matrimonio en Cancún y en Chetumal, pero hasta las formas de solicitud de matrimonio les fueron negadas en las ventanillas del Registro Civil, bajo el argumento de que en la entidad no hay todavía una legislación que permita las bodas entre personas de un mismo sexo. “Realmente lo que hicimos nosotros fue apegarnos a la legalidad”, dijo la funcionaria, y añadió que las dos parejas cumplieron con todos los requisitos que pide la ley para acceder al matrimonio y por eso fueron casados Por su parte, el director jurídico de Lázaro Cárdenas recordó que en la pasada legislatura local –en la que el actual secretario de Gobierno, Luis González Flores, fungió como presidente de la Gran Comisión– se aprobaron reformas al Código Civil, que son las que ahora permiten este tipo de uniones. Argumentó que esas bodas son posibles porque la ley vigente no especifica que las uniones matrimoniales deben ser entre un varón y una mujer, como en el Código anterior. Añadió que las parejas homosexuales también se basaron en la nueva Ley federal de Derechos Humanos y en la Ley contra la Discriminación, igualmente aprobadas por la pasada legislatura, por ello en Lázaro Cárdenas se aceptaron las solicitudes de matrimonio. En todo caso –apuntó–, para terminar con la polémica el Congreso debe considerar si deja la ley como está o la reforma para prohibir las uniones entre personas del mismo sexo. Martínez Garza señaló que si el Registro Civil estatal resuelve que los matrimonios son nulos, “tendrá que fundamentarlo y decir el por qué de su actuar, y a nosotros no nos corresponderá impugnarlo, eso será una cuestión de los contrayentes ", dijo. Además, advirtió que en el tema de la adopción hay otro vacío legal, que abre la posibilidad de que suceda algo similar a las bodas gay. Asimismo, reveló que la oficial Rosa María Balam, quien casó a ambas parejas, expuso la situación a la Dirección Estatal del Registro Civil, donde se le respondió que era una decisión propia y que tendría que asumir las consecuencias. Y así lo hizo. Al respecto, Balam comentó que se limitó a cumplir con su función, con base en lo que establece el Código Civil. “La ley ya está y tenemos que acatar”, destacó. No obstante, aseguró que no se realizarán más bodas gay en Lázaro Cárdenas, mientras el gobierno del estado no dé su veredicto sobre la legitimidad de las dos primeras uniones.  

Comentarios