PAN de Guanajuato impugna restricción de autoridad electoral

jueves, 10 de febrero de 2011

GUANAJUATO, Gto., 10 de febrero (apro).- El Partido Acción Nacional (PAN) interpuso, a través de su dirigente estatal, un recurso de revocación en contra de las medidas precautorias dictadas por el Consejo del Instituto Electoral estatal (IEEG), que ordenó frenar el proselitismo anticipado de siete aspirantes a la candidatura para gobernador de cara a los comicios de 2012.
    Los siete aspirantes son: el secretario de Salud, José Ángel Córdova Villalobos; los senadores Luis Alberto Villarreal y Ricardo Torres Origel; el extitular de Agricultura y actual diputado federal, Javier Usabiaga; el alcalde de León, Ricardo Sheffield Padilla; el secretario de Desarrollo Social y Humano del estado, Miguel Márquez Márquez, y el exsecretario de Gobierno, Gerardo Mosqueda.
    Los consejeros acordaron el 2 de febrero ordenar al Comité Estatal del PAN que vigile que el grupo de interesados en conseguir la candidatura a gobernador se apeguen estrictamente a la normatividad electoral en materia de actos de precampaña, evitando que incurran en actos anticipados y, en todo caso, aplicar las medidas correctivas o sanciones que prevean los estatutos y reglamentos del partido.
    El IEEG resolvió así una queja que presentaron conjuntamente los representantes de PRI, PRD y PT, quienes denunciaron a los siete aspirantes a la candidatura del PAN de efectuar actividades de precampaña sin control, como reuniones con militantes y encuestas de preferencias, sin estar aún dentro de los tiempos electorales fijados por la ley.
    En la sesión extraordinaria de esta tarde, el Consejo admitió el recurso de revocación que en contra de este acuerdo interpuso el dirigente panista Fernando Torres Graciano, pero rechazó las impugnaciones que al respecto presentaron el alcalde leonés Ricardo Sheffield y el exsecretario de Gobierno, Gerardo Mosqueda.
    Ambos anunciaron que protestarían formalmente ante el organismo, al considerar que la resolución precautoria (dentro de un expediente que aún no termina de desahogarse) es violatoria de sus garantías constitucionales de expresión y de libertad de asociación.
“Mosqueda es un ciudadano al que una autoridad electoral le está violando sus garantías individuales y poniendo en entredicho sus derechos humanos”, dijo en su defensa el exsecretario de Gobierno, en una postura que han asumido los siete aspirantes.
    No obstante, el organismo electoral desechó los recursos de Mosqueda y Sheffield porque son ciudadanos que no tienen carácter de parte para interponer una impugnación.
    Por su parte, el senador Luis Alberto Villarreal optó por acudir al Tribunal Electoral, donde presentó un juicio de protección de derechos políticos.
    “Esta demanda se origina por un compromiso personal de demostrar que no he incurrido en ningún acto ilícito que afecte, ahora o en el futuro, la legalidad y la equidad del próximo proceso electoral”, dijo Villarreal, quien acusó a los consejeros del IEEG de incurrir en una “interpretación sesgada y parcial” de las pruebas que presentaron los partidos de oposición en contra de los siete aspirantes del PAN.