Sabines pedirá perdón por indígena asesinado en el 2000

miércoles, 23 de febrero de 2011

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis, 23 de febrero (apro).- En cumplimiento de un exhorto de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) el gobernador Juan Sabines Guerrero pedirá perdón a los familiares de un indígena que fue víctima de tortura y desaparición forzada en diciembre del año 2000.
Según el decreto  enviado por Sabines Guerrero al Congreso del estado, luego de un “acuerdo amistoso” con los familiares que acudieron a ese organismo internacional dependiente de la Organización de Estados Americanos (OEA), se procederá al protocolo oficial para pedir el perdón por un caso grave de violación a los derechos humanos perpetrado por policías municipales de Simojovel, un municipio indígena de la zona norte de Chiapas.
Sabines Guerrero pedirá perdón a la familia del indígena Gerónimo Gómez López, detenido el 20 de diciembre del 2000, por policías municipales de Simojovel, quienes lo torturaron y violaron los derechos de libertad personal, garantías judiciales, integridad, seguridad personal y la protección judicial.
Este miércoles, la Comisión Permanente del Congreso del estado dio entrada a la iniciativa de decreto enviada por el gobernador Juan José Sabines Guerrero, para cumplir con el acuerdo de “solución amistosa”, petición P-318-05, radicada ante la CIDH.
Sabines firmará un acuerdo de “solución amistosa” ante la CIDH, teniendo como antecedente una minuta de acuerdo signado recientemente entre los representantes de Ofelia Díaz Pérez, esposa de Gerónimo Gómez, y el gobierno del estado, a través de la Fiscalía Especializada en la Protección de los Organismos no Gubernamentales para la Defensa de los Derechos Humanos y la de Derechos Humanos, Atención a Víctimas y Servicios a la Comunidad de la Procuraduría General de Justicia (PGJ).
Este es el tercer perdón que pide el gobernador Juan Sabines Guerrero por crímenes perpetrados en gobiernos pasados; el primero, por un caso de tortura y ejecución extrajudicial por parte de elementos de la PGJ en 1995, el segundo, por la omisión en la procuración de justicia por el asesinato de un niño en 1991.

Comentarios