Acusan diputados panistas de Yucatán de espionaje al PRI

jueves, 3 de febrero de 2011

MÉRIDA, Yuc., 3 de febrero (apro).- La coordinadora de la fracción panista, Magaly Cruz Nucamendi, denunció que los legisladores de oposición son blanco de espionaje político en el Congreso local, de lo que responsabilizó al diputado priista Mauricio Sahuí Rivero, presidente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política.

Desde la tribuna legislativa, Cruz Nucamendi aseguró que además de las cámaras que fueron instaladas por toda la sede del Congreso, los equipos de cómputo que les fueron asignadas para sus tareas legislativas están intervenidos por la Junta de Gobierno y Coordinación Política.

Como sustento de sus acusaciones, expuso que previo a la sesión, cuando el diputado perredista José Félix Várguez Canul imprimió su discurso en la impresora de su cubículo, la cual supuestamente sólo está conectada a su computadora personal, el documento apareció al mismo tiempo en las impresoras del diputado panista Renán Barrera Concha y de otros legisladores.

“¿Cuántos más documentos de los diputados corren en las entrañas de este Congreso, de uno a otro cubículo? ¿Qué se esconde en esa oficina donde se ve todo lo que hacemos en nuestras computadoras? ¿Qué se esconde en esa oficina donde se escucha todo lo que decimos en nuestros teléfonos?”, cuestionó la panista al presidente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política.

“¿Por qué nos dieron computadoras, por las cuales firmamos la posesión, y 24 horas después nos las quitaron para configurarlas?”, insistió.

Para eludir los reclamos, Sahuí Rivero, de quien depende el personal administrativo del Congreso, atribuyó el incidente a un “error de dedo” y recomendó a los quejosos tomar clases de computación.

“Habría que darle a alguien clases de cómputo para que salgan (los documentos) en la impresora en la que deben salir”, expresó irónico.

 Disgustado, el legislador Várguez Canul aclaró que por su formación profesional de médico posee los conocimientos necesarios para operar una computadora e impresora.

A su vez, el diputado Pedro Couoh Suaste lamentó “que se trate de desvirtuar con tecnicismos un hecho grave, como lo es el espionaje”, ya que en el caso del Congreso yucateco las oficinas de cada diputado tienen conectada directamente las computadoras con su respectiva impresora.

“Soy hombre de campo y hay un viejo dicho que reza, ‘se les acusa de bandidos no de tontos’”, dijo.

Sahuí Rivero desestimó los reproches de los diputados de oposición y acusó a Cruz Nucamendi de estar buscando un escándalo en esa situación para la que, dijo, debe haber alguna explicación y aseguró que investigará qué sucedió.

 Para cerrar la discusión, puntualizó que ya no responderá más en la tribuna a asuntos que no correspondan al quehacer legislativo.

 No obstante, Cruz Nucamendi le advirtió que no debe olvidar que aparte de su labor legislativa, los diputados “son la voz del pueblo, contrapeso del Poder Ejecutivo y fiscalizadores de los recursos públicos, por tanto, cuantas veces sea necesario subiremos a denunciar todo lo que se hace mal en cualquier orden de gobierno o dependencia”.

 “No nos van a callar. No importa que nos digan que somos protagónicos o que estamos en campaña. Que digan lo que quieran”, reviró.