Aprueba Congreso deuda por 7 mil 800 millones para Puebla

viernes, 15 de abril de 2011

PUEBLA, Pue., 15 de abril (apro).- Por unanimidad, el Congreso del Estado autorizó una línea de crédito hasta por 7 mil 843 millones de pesos, a la que podrán acceder los 217 Ayuntamientos, los organismos paraestatales y el gobierno del estado.
En sesión extraordinaria, fueron los legisladores priistas los que subieron a la tribuna para explicar las “bondades” de este plan de endeudamiento.
El líder de la fracción priista, José Luis Márquez, explicó que los créditos que obtenga el Ejecutivo estatal de esta línea aprobada por el Congreso, se pagarán en un lapso de seis años, mientras que los municipios los cubrirán en tres años y su pago estará garantizado con las participaciones federales que recibirán en los próximos años.
"Más que una forma de endeudamiento –argumentó--, es un mecanismo de anticipación de recursos para que los ayuntamientos, con proyectos en mano, inicien sus obras."
Además, refirió que se creará un Fideicomiso, ante el cual, los ayuntamientos y el gobierno estatal tendrán que presentar proyectos de infraestructura productiva para que se les autorice a contratar deuda.
De los 7 mil 800 millones que fueron autorizados, 3 mil millones de pesos corresponden a una línea de crédito que pueden contratar estado y municipios con la banca comercial y que podrán utilizar para obras de infraestructura o para reestructurar deuda.
También fue aprobada una bolsa de 2 mil 300 millones de pesos que equivalen al 25% de los recursos del Fondo de Infraestructura Social Municipal que recibirán los 217 Ayuntamientos en sus tres años de gestión.
Bajo este mismo mecanismo, el gobierno del estado podrá acceder a un préstamo de hasta 637 millones de pesos, que equivalen al 25% de los recursos que corresponderán en este sexenio a Puebla como parte del Fondo de Infraestructura Social. Igualmente, también podrá contratar deuda por mil 895 millones, que sería el 25% de lo que recibirá la entidad del Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento de las Entidades Federativas.
Por su parte, el diputado José Lauro Sánchez López, también priísta, aseguró que esta línea de crédito no hipoteca el patrimonio público estatal, ni municipal, y tampoco afecta el historial crediticio porque no es una deuda heredable al siguiente trienio.
Precisó que los recursos son más bien una forma de anticipar las participaciones para que los gobiernos puedan sacar adelante sus planes de obra para sus tres o seis años de gestión.