Ejecutan a un líder campesino en Campeche

martes, 5 de abril de 2011

CAMPECHE, Cam., 5 de abril (apro).- El líder del Frente Campesino Democrático 19 de Octubre, Armando García Jiménez, fue acribillado esta madrugada en un paraje del municipio de Candelaria, cuando se dirigía a esta capital para participar en una reunión de trabajo.

El ataque fue perpetrado aproximadamente a las 05:00 horas de este martes por un par de pistoleros que interceptaron, en una motocicleta, la camioneta donde viajaba García Jiménez, de 48 años de edad, con su hija, menor de edad, quien resultó lesionada, y otra persona cuya identidad no ha sido divulgada.

García Jiménez tenía conflictos con ejidatarios y terratenientes del sureño municipio de Candelaria, limítrofe de Guatemala, donde se le acusaba de alentar la invasión de tierras.

Esta mañana, tras enterarse del crimen, representantes de los partidos Convergencia y del Trabajo, así como lideres de otras organizaciones agraristas agrupadas en la Coordinadora Nacional Plan de Ayala, a la que pertenece el Frente Campesino Democrático 19 de Octubre, convocaron a una conferencia de prensa para exigir al gobernador el rápido esclarecimiento del caso; y anunciaron acciones de presión para impedir que quede impune.

Dijeron que los familiares de las victimas sospechan de Marco Antonio Constantino, hermano de un exalcalde de Comitán, Chiapas, a quien el gobierno federal le entregó tierras en el municipio de Candelaria, Tabasco, en retribución a los predios que perdió por el conflicto zapatista en territorio chiapaneco.

“Es muy sabido en Candelaria que este personaje, que tomó más hectáreas de las que le correspondían, maneja grupos de paramilitares en la región”, dijeron los dirigentes partidistas, quienes añadieron que otro de los sospechosos de la familia del occiso es Edgar Hernández, sin embargo, no aclararon si se referían al expresidente del Tribunal Superior de Justicia del estado o a su hijo quien actualmente es secretario de Innovación Gubernamental del gobierno estatal, también por un conflicto agrario.   

Aníbal Ostoa Ortega, representante del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), a cuyas redes estaba adherido también el líder campesino asesinado, lamentó su muerte y recordó que desde hace mucho tiempo se había advertido al gobierno que este tipo de situaciones se podrían presentar por la falta de atención y solución a los problemas agrarios en el sur de la entidad.

 Denunció que en Tabasco se detiene a campesinos, pero no a terratenientes que acaparan tierras ilegalmente.

Representantes estatales del PT y de Convergencia exigieron al gobernador priista, Fernando Ortega Bernés, el pronto esclarecimiento del crimen y anunciaron movilizaciones de protesta.

Por la tarde, la Procuraduría General de Justicia del estado (PGJ) informó que el procurador Renato Sales Heredia se trasladó a Candelaria para coordinar las pesquisas; y detalló que García Jiménez fue victimado cerca  del ejido El Encanto, en el último tope, a 50 metros de la caseta fitosanitaria, rumbo a la carretera federal.

De acuerdo con las investigaciones, García Jiménez conducía su camioneta, una Ford blanca de cabina y media, vidrios polarizados y placas de circulación CN-86785 de Campeche, con rumbo a esta capital acompañado de su hija y otra persona.

 Al pasar por El Encanto, en el último tope del poblado, a 50 metros de la caseta fitosanitaria, se le emparejó una motocicleta de la marca Italika, de color rojo con negro, modelo 2010, en el que viajaban dos sujetos, siendo el de atrás quien disparó en contra de García Jiménez.

 Testigos de los hechos indicaron que luego del ataque, los motociclistas continuaron su marcha y se detuvieron metros adelante, donde el pistolero descendió, caminó hasta la camioneta y abrió fuego nuevamente contra el líder campesino para rematarlo.

 El cuerpo presenta seis impactos de bala de entrada y cuatro de salida, mismas que fueron realizadas con una pistola calibre .40.  

 Por este crimen se inició la averiguación previa AP/096/Candelaria/2011.

La motocicleta se encontró abandonada, junto con los dos casos que llevaban los homicidas, en el entronque al poblado Francisco Villa, conocido también como Mamantel, en el municipio de Escárcega, la cual tenía reporte de robo en Ciudad del Carmen desde 2010.

Más tarde, el gobierno del estado emitió un comunicado del gobernador Fernando Ortega Bernés, en el que “reprocha y lamenta” el asesinato de Armando García, e informa que giró instrucciones al procurador para se esclarezca el caso hasta sus ultimas consecuencias.