Miembros de la Policía Ministerial se manifiestan en Guerrero por detención de sus compañeros

viernes, 27 de enero de 2012
CHILPANCINGO, Gro., (apro).- Por segunda ocasión consecutiva, integrantes de la Policía Ministerial (PM), agentes del Ministerio Público y trabajadores administrativos se manifestaron en la sede de la Procuraduría General de Justicia (PGJ) para exigir la liberación de sus compañeros, acusados por el gobierno estatal de haber asesinado a dos normalistas durante el violento desalojo del pasado 12 de diciembre. Los inconformes reprocharon al gobernador, Àngel Heladio Aguirre Rivero el hecho de que haya calificado a la PM como "un lastre". Al respecto, los agentes le respondieron al Ejecutivo: "un lastre es colocar a familiares en la administración pública", en referencia al nepotismo que ha caracterizado la administración de Aguirre. También exigieron que sean sancionados los funcionarios del gobierno estatal que ordenaron el desalojo, así como castigo a los agentes federales que participaron en el hecho, a quienes señalaron como los responsables de la barbarie. Aproximadamente a las 10:30 horas, cerca de un centenar de trabajadores de la PGJ se congregaron en la explanada de la dependencia estatal, ubicada al sur de esta capital, y después de realizar un mitin, partieron en marcha rumbo a la sede del Ejecutivo. La principal demanda de los agentes ministeriales es la liberación del comandante de la PM, Rey David Cortés Flores, y el aspirante a agente ministerial, Ismael Matadamas Salinas, luego de que ayer el encargado de despacho de la PGJ, Juan Manuel Herrera Campos, consignó al Juzgado Primero de Primera Instancia el expediente contra ambos, por su presunta responsabilidad en el homicidio de los dos estudiantes de la normal rural de Ayotzinapa. La Procuraduría General de Justicia del estado (PGJ) responsabiliza a Cortés Flores y a Matadamas Salinas, quienes se encuentran arraigados, de los delitos de homicidio calificado, tentativa de homicidio calificado y abuso de autoridad cometidos durante el desalojo violento realizado por policías federales y estatales el pasado 12 de diciembre al sur de esta capital. Herrera Campos determinó que Cortés Flores y el aspirante a agente ministerial, Ismael Matadamas Salinas, son los únicos responsables del asesinato de los dos normalistas y de las lesiones que sufrió una más durante el desalojo. Ayer por la tarde, policías ministeriales, agentes del Ministerio Público del Fuero Común, trabajadores administrativos de la PGJ y familiares de los dos inculpados marcharon en esta capital para exigir la liberación de sus compañeros y demandar la destitución de Herrera Campos, y el director de la Agencia Estatal de Investigación (AEI), Marcos Juárez Escalera. Hoy de nueva cuenta, el grupo de trabajadores de la PGJ y familiares salieron a manifestarse en las calles y en este momento el contingente se dirige a la sede del Poder Ejecutivo donde se prevé que realicen un mitin.

Comentarios