Deuda pública pega al presupuesto 2013 en Tabasco

lunes, 10 de diciembre de 2012
VILLAHERMOSA, Tab. (apro).- El pleno de la Cámara de Diputados aprobó la Ley de Ingresos y el Presupuesto General de Egresos del estado para el ejercicio fiscal 2013, que asciende a 36 mil 566 millones 739 mil 442 pesos. De esa cantidad, mil 236 millones 309 mil 630 pesos serán para solventar el costo financiero de la deuda pública que representa 3.4% del presupuesto total, mientras que la Secretaría de Asentamientos y Obras Públicas (SAOP) contará apenas con un gasto de 167.7 millones de pesos, 80.9% menos de los que ejerció este año. Este monto es casi la mitad del presupuesto anual del municipio de Centro, cabecera de Villahermosa, de aproximadamente dos mil 500 millones de pesos. Según el gobierno de la entidad, la deuda pública asciende a aproximadamente 10 mil millones de pesos, incluidos los 4 mil 130 millones de préstamo aprobados por el Congreso el mes pasado. En relación al año anterior, los 36 mil 566 millones 739 mil 442 pesos representan un incremento de 5.5%, y de ese dinero el Poder Ejecutivo ejercerá 27 mil 638.3 millones de pesos, 6.8% más que en 2012. Por su lado, el Poder Legislativo gastará  315.1 millones de pesos, un aumento de 0.5%, mientras que el Poder Judicial dispondrá de 425.5 millones de pesos, 2.5% más que este año. La Secretaría de Asentamientos y Obras Públicas (SAOP) tendrá un drástico recorte de 80.9% en su presupuesto; la Procuraduría General de Justicia (PGJ) de 39.2%, y el Instituto para el Desarrollo Social (Indestab) de 16.5% menos. Por su parte, los 17 municipios del estado dispondrán de 6 mil 764.5 millones de pesos, 6.5% más que este año. De acuerdo con el diputado del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Juan José Martínez Pérez, el “brutal” recorte en SAOP “dejará sin obra pública” al gobierno perredista de Arturo Núñez Jiménez, pues el objetivo del saliente gobierno de Andrés Granier Melo, dijo, es aumentar recursos “para garantizar el pago de los intereses de la deuda”. Acusó que el último gobierno priista de Tabasco, después de 83 años de gobernar ininterrumpidamente al estado, está dejando sin opción y “en la inmovilidad” al gobierno de Núñez Jiménez para realizar obras de beneficio colectivo. Y recordó que Manuel Andrade Díaz, antecesor de Granier Melo, dejó alrededor de 500 millones de pesos de deuda, y este último la disparó a más de 10 mil millones de pesos.

Comentarios