Exigen que aparezca con vida el activista Celedonio Monroy

martes, 4 de diciembre de 2012
COLIMA, Col. (apro).- El Comité de Derechos Humanos no Gubernamental (CDHNG) exigió la aparición con vida del activista nahua Celedonio Monroy Prudencio, quien fue secuestrado por un grupo armado la noche del 23 de octubre y hasta la fecha se ignora su paradero. Efraín Naranjo Cortés, presidente de esa ONG, comentó que no ha visto voluntad de las autoridades por investigar lo ocurrido con el defensor del medio ambiente desaparecido en Loma Colorada, municipio jalisciense de Cuautitlán, así como tampoco ha existido interés por esclarecer otros casos ocurridos en la región. La desaparición de Celedonio Monroy, quien durante los últimos años se dedicó a la defensa de la Reserva de la Biosfera de Manantlán, constituye “un llamado de alerta de lo que puede suceder a cualquiera que se movilice y pretenda defender lo que es de todos”, señaló. El mensaje del secuestro del activista, dijo Naranjo, es que quien se atreve a enfrentar a los grandes intereses arriesga la vida, pues “según el modelo neoliberal, hasta los bienes naturales tienen dueño y va a llegar un momento en que unos pocos se apropien de todo y la mayoría nos quedemos sin nada”. La nueva administración federal, advirtió, tiene la responsabilidad de esclarecer el caso de Monroy Prudencio, así como los de otros ambientalistas y defensores de los derechos que han sido atacados en diversos puntos del país. La desaparición de Celedonio Monroy, quien en 2005 concluyó la licenciatura en Administración Pública por la Universidad de Colima, representa “una tragedia desde el punto de vista de la protección de los derechos humanos, porque hay una contradicción entre estos hechos y los grandes avances constitucionales para considerar incluso los tratados internacionales como obligación para todas las autoridades; ahora resulta que tenemos una buena legislación en algunos aspectos, pero en la realidad una tragedia absoluta”, expuso Efraín Naranjo. De acuerdo con el defensor de los derechos humanos, en la zona de la Sierra de Manantlán los madereros sólo se interesan por el dinero y son capaces de reprimir a la gente, como lo hacía Rubén Figueroa en Guerrero. “El caso de Celedonio creo que reviste las mismas características de represión para quienes protegen la naturaleza y la vida; la situación de la sierra de Manantlán es en estos momentos similar a la que padecen los ambientalistas de Guerrero, aunque con menos intensidad, pero con las mismas características”, deploró.

Comentarios