Cura suspende celebraciones de Semana Santa y desata enojo de fieles

jueves, 5 de abril de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- Con el argumento de que no desea poner en riesgo a sus fieles, el párroco de la iglesia de San Antonio en Chilpancingo, Guerrero decidió cancelar las actividades religiosas de Semana Santa, ya que los sismos de los últimos meses fracturaron las columnas del lugar. Sin embargo, el sacerdote Daniel Castellanos Barba no imaginó que su decisión causaría enojo y molestia entre los feligreses, pues también suspendió el tradicional Viacrucis del Viernes Santo. Los fieles aseguraron que el cura canceló las celebraciones sin consultarlos y que incluso se negó a hablar con ellos pese a que sólo querían proponerle que las realizaran fuera del templo. “Sólo nos envió un recado indicando que la decisión ya estaba tomada y serían canceladas totalmente las actividades”, dijeron los feligreses que forman parte de la “Hermandad de los Penitentes del Barrio de San Antonio”. Ante la actitud del párroco, los católicos indicaron que realizarán el Viacrucis “con o sin el padre” en el quiosco del barrio, con el mismo recorrido de todos los años. “No tenemos intereses personales, políticos, económicos, ni estamos en contra de nadie, pero no estamos dispuestos a que otras personas decidan por nosotros”, señalaron en un comunicado. “Porque es una tradición que hemos practicado por más de dos décadas y no es justo que el párroco por decisión propia sin consultar a nadie decida este año cancelarla”, agregaron. Durante la Semana Santa se realiza el Viacrucis en los barrios tradicionales de Chilpancingo, que es una de las ciudades del estado de Guerrero, junto con Taxco de Alarcón, con mayor número de fieles católicos. Los sismos ocurridos en los últimos meses también afectaron la histórica Catedral de la Asunción de María, que permanece cerrada y que en estas fechas reúne a una gran cantidad de feligreses.

Comentarios