Presidirá Instituto electoral de Chiapas excoordinador de campaña de Velasco Coello

jueves, 24 de enero de 2013
TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- Adrián Sánchez Cervantes, excoordinador de Capacitación de la campaña de Manuel Velasco Coello, fue designado presidente del Instituto de Elecciones y Participación Ciudadana (IEPC). El militante del PVEM sustituye en el cargo a Salvatore Constanzo, quien renunció el pasado miércoles 23. Sin embargo, el representante del Movimiento Ciudadano (MC), Abraham Gómez José, protestó por el nombramiento; dijo que antes de haber sido consejero fue coordinador de capacitación de la campaña de Manuel Velasco Coello, en el PVEM. Advirtió que los nexos de Sánchez Cervantes con el gobernador Manuel Velasco no garantizan imparcialidad en el organismo para el proceso electoral local de 2015. El IEPC es otro organismo hundido en deudas y acusaciones por malversación de fondos. Además de Constanzo, José Luis Zebadúa Maza, quien también fue presidente de ese organismo, cargan a cuestas acusaciones sobre presunta corrupción. Ambos funcionarios están ligados al exgobernador Juan Sabines Guerrero. Remueven al titular del CEDH Por otra parte, el consejero presidente del Consejo Estatal de Derechos Humanos (CEDH), Florencio Madariaga Granados, fue destituido del cargo, y en su lugar regresó al puesto Lorenzo López Méndez. En común acuerdo, los consejeros Pedro Raúl López Hernández, Marina Patricia Jiménez Ramírez, José Rafael Nava Pérez y Lorenzo López Méndez acordaron remover de su puesto de presidente del CEDH a Madariaga Granados. El sustituto de Madariaga Granados resultó ser Lorenzo López Méndez, a quien hace cuatro meses había relevado del cargo. A su llegada, Florencio Madariaga se confrontó con el secretario ejecutivo del CEDH, Diego Cadenas Gordillo, con quien, incluso, estuvo a punto de liarse a golpes en las sesiones del Consejo. Empezó a remover funcionarios del CEDH y bajar sueldos de forma arbitraria a los trabajadores. De igual forma obstaculizó la creación del sindicato de trabajadores del Consejo; retuvo sueldos y amenazó con despidos a quienes conformarán la organización sindical. Desde su asunción en el cargo de consejero, el nombramiento de Madariaga Granados fue cuestionado por no cubrir los requisitos necesarios, como el ser chiapaneco. Con un pasado de secretario ejecutivo del Consejo Estatal de Seguridad Publica y subprocurador de Justicia de Chiapas, en años del gobierno de Roberto Albores Guillén (1998-2000), Florencio Madariaga fue un empleado de la PGJ para integrar varias averiguaciones previas en contra del exgobernador Pablo Salazar. Por su buenos oficios, el exgobernador Juan Sabines lo hizo consejero del CEDH y el otorgó una Notaría Pública.

Comentarios