Presume Zapata que superó desastre financiero heredado por Ivonne Ortega

miércoles, 9 de enero de 2013
MÉRIDA, Yuc. (apro).- El mandatario estatal Rolando Zapata Bello se ufanó hoy de haber resuelto en los primeros 100 días de su gobierno, “los problemas de disponibilidad líquida” que enfrentaba al arranque de su administración. “El Programa de Ajuste Financiero y Nueva Cultura de Austeridad Pública se ha convertido en lineamiento permanente para todo el gobierno”, dijo Zapata Bello, quien en octubre pasado recibió de su antecesora Ivonne Ortega Pacheco, actual secretaria general del CEN del PRI, el gobierno estatal endeudado y con las finanzas comprometidas por las próximas dos décadas. En un mensaje político que dirigió hoy al pueblo con motivo de sus primeros 100 días de gestión, sostuvo que “tenemos ya un gobierno que ha solucionado los problemas de disponibilidad líquida que enfrentaba al inicio de la administración”. “Se han saldado prácticamente todas las obligaciones de pago de corto plazo, hemos concluido 2012 en números negros y tenemos un presupuesto 2013 libre de cualquier carga extraordinaria”, se ufanó. Luego destacó que “la palabra de un gobierno disciplinado nos ha permitido reconfigurar la administración pública de Yucatán para hacerla más eficiente, más transparente y de menor costo para los ciudadanos”. El gobernador priista también aseguró que, como resultado de la reorganización, este año su administración tendrá ahorros administrativos de más de 50 millones de pesos, además de que se incrementarán los ingresos propios de los que dispone la entidad con el surgimiento de la Agencia de Administración Fiscal. Zapata Bello, quien conformó su gabinete con varios de los más cuestionados excolaboradores de Ortega Pacheco, dijo que en las democracias modernas ese periodo en un nuevo gobierno “tienen un valor simbólico”. “Un valor simbólico, porque es obvio que los primeros cien días de gobierno no son suficientes para generar grandes resultados ni para hacer amplias transformaciones; sin embargo, sí son suficientes para dejar muy clara la intención, el compromiso y, sobre todo, la que habrá de ser la marca de una administración”, explicó. Además, dijo que en cien días “un gobierno y un gobernante tienen la oportunidad efectiva de demostrar su verdadero carácter y la viabilidad de su proyecto político de largo plazo”. Y anunció que hoy, al cumplir 101 días en el gobierno, “termina la etapa de las expectativas iniciales, porque de aquí en adelante esa expectativas se deben convertir en confianza confirmada, en resultados alcanzados y en alianzas transparentes y productivas entre el gobierno y toda la sociedad”. El Ejecutivo estatal recordó que se comprometió a encabezar “un gobierno guiado por la ética y la seriedad de la palabra empeñada” y, en ese sentido, dijo que en sus primeros cien días de gobierno “hicimos todo lo necesario para que en este año de 2013, al menos 164 de los 227 compromisos que asumí y firmé con la ciudadanía se empiecen a atender, y vamos a asignar a esa tarea más de 5 mil millones de pesos”. Y resumió que “los primeros cien días de trabajo han servido para que este miércoles 9, en el día 101 de mi administración, arranque a plenitud y de manera completa mi gobierno; para que sin las restricciones de lo urgente, sin estar atrapados por lo inmediato, empecemos de verdad a ver hacia adelante”.  

Comentarios