Se amparan para exigir que se aclare desaparición de activista

miércoles, 23 de octubre de 2013
COLIMA, Col. (apro).- Al cumplirse un año de la desaparición del líder indígena Celedonio Monroy Prudencio, la organización ambientalista Bios Iguana interpuso hoy un juicio de amparo contra autoridades estatales y federales que han mantenido el caso en “situación de abandono oficial, irresponsabilidad institucional y omisión jurídica”. La noche del 23 de octubre de 2012, Celedonio Monroy –activista nahua defensor de las comunidades de la Sierra de Manantlán–, fue sustraído por un grupo de hombres armados de su domicilio en el poblado Loma Colorada, municipio de Cuautitlán, Jalisco, y desde entonces se desconoce su suerte. La demanda de amparo, clasificada bajo el expediente 3198/2013, fue presentada esta tarde ante el Juzgado Segundo de Distrito de la ciudad de Colima por el presidente de Bios Iguana, Gabriel Martínez Campos. Como autoridades responsables son señalados los gobernadores, los procuradores de Justicia y los jefes de las policías preventivas de los estados de Jalisco y Colima, así como las zonas militares con sede en ambas entidades federativas. De acuerdo con los argumentos del recurso judicial, en el tratamiento del caso de Celedonio Monroy las autoridades han violado las garantías consagradas en los artículos 1°, 14, 16, 18 y 19  de la Constitución General de la República, de la Convención Americana de Derechos Humanos Pacto de San José Costa Rica, la Convención Internacional para la Protección de todas las Personas contra las Desapariciones Forzadas, y la Convención Interamericana sobre Desaparición Forzada de Personas. En estos ordenamientos, México se compromete a tomar medidas apropiadas para investigar las desapariciones de manera exhaustiva e imparcial y procesar a los responsables, así como a no practicar, no permitir, ni tolerar la desaparición forzada y a tomar las medidas adecuadas para garantizar la protección de las personas. A través de un pronunciamiento realizado este día, el grupo Bios Iguana denunció que durante el último año los familiares del activista indígena desaparecido han recurrido a autoridades estatales, federales y municipales, así como a organismos de derechos humanos de ambos estados sin que hasta ahora hayan recibido una respuesta sobre su paradero. Asimismo, demandó la presentación con vida de Celedonio Monroy y la actuación de las autoridades judiciales para garantizar el Estado de Derecho y dar certidumbre a la justicia mexicana. Exigió también el enjuiciamiento y castigo de los responsables de los hechos, la reparación del daño de acuerdo a los criterios de la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas, así como la toma de medidas encaminadas a garantizar la seguridad y el bienestar físico y psicológico de su familia.

Comentarios