Prófugo, exfuncionario que maquinó fraude en Guanajuato

viernes, 29 de noviembre de 2013
GUANAJUATO, Gto., (apro).- La Procuraduría General de Justicia de la entidad (PGJE) sigue sin dar con el paradero del exdirector de Adquisiciones de la Secretaría de Finanzas, Eduardo García Sánchez, principal operador del fraude que le costó al erario más de 27 millones de pesos. En dicho desfalco participaron particulares, siete de los cuales ya se encuentran tras las rejas. El exfuncionario simuló compras de diversos bienes a través del área que encabezaba de 2009 a 2013, algunas delas cuales se ventilaron públicamente en 2011 sin que las autoridades encargadas de la procuración de justicia hicieran algo al rspecto. García Sánchez laboró en la Secretaría de Finanzas hasta fines de junio pasado. El periódico AM publicó información sobre los viajes al extranjero y los lujos que se daba el exfuncionario, luego de que sus amistades publicaron datos y fotografías en las redes sociales. No obstante, apenas este viernes la fotografía de Eduardo García Sánchez fue expuesta en la página de la PGJE en la sección de “Los más buscados”. La dependencia informó que se conocen por lo menos siete domicilios del exfuncionario, quien laboró en el gobierno del panista Juan Manuel Oliva y todavía en el actual sexenio, que encabeza Miguel Márquez, también del PAN. García Sánchez presuntamente cometió otros fraudes mediante compras a precios inflados con comercializadoras como Omniprov, cuyos dueños fueron detenidos y presentados ayer por la PGJE. Los inmuebles ubicados a nombre de García Sánchez se localizan en Zapopan y Guadalajara, Jalisco. “Eduardo García Sánchez tiene 32 años de edad, su media filiación es: estatura 1.70 metros; complexión regular, tez blanca, cejas poblada, nariz recta y ancha de la punta; cabello negro, semiondulado; ojos regulares café oscuro; boca grande, labios delgados, barba partida”, reportó la PGJE. Ayer, agentes ministeriales detuvieron a siete socios de tres empresas privadas acusadas de defraudar al gobierno estatal por un monto de 27 millones de pesos, al simular la venta de diversos insumos y bienes mediante el uso de facturas y documentos apócrifos, en supuesta complicidad con Eduardo García Sánchez, exjefe de Adquisiciones de la Secretaría de Finanzas. Según la Procuraduría local, los socios de Maedal Comercializadora, Omniprov de México y Soluciones de Tecnología Avanzada, todas sociedades anónimas de capital variable, simularon la entrega de bienes a través de facturas con firmas y sellos apócrifos de diversas dependencias, y con esos documentos cobraban los montos de lo que presuntamente vendían ante la Dirección de Adquisiciones y Suministros de la Secretaría de Finanzas. Estas compras ilícitas, indicó la PGJE, se efectuaron a finales de 2009, en el sexenio de Juan Manuel Oliva, y a principios de este año, ya durante el actual gobierno de Márquez Márquez. El gobernador Miguel Márquez aseguró hoy que van tras el exfuncionario, y confirmó que éste fue “el operador” que estaba al frente del fraude contra la administración estatal. La última operación irregular conocida fue la compra de 482 equipos de altavoces para la Secretaría de Salud, por un monto tres veces superior al precio de mayoreo en el mercado. En total, se pagó un millón 638 mil pesos a Omniprov, la empresa favorecida por García Sánchez, misma que fue constituida en 2008, un año antes de que reportara elevados ingresos como proveedor del gobierno de Guanajuato.

Comentarios