Descartan influenza aviar en municipio fronterizo con Guatemala

martes, 26 de febrero de 2013
CAMPECHE, Camp. (apro).- El secretario de Desarrollo Rural, Everardo Aceves Navarro, informó hoy que los estudios de laboratorio confirmaron que el brote contagioso que mermó la producción avícola del municipio de Candelaria no es influenza aviar ni newcastle. “Ahora sólo falta que el propio laboratorio confirme o descarte el diagnóstico de coccidiosis, complicada con pasteurella, que los técnicos enviados a las comunidades de Candelaria determinaron mediante la sintomatología que encontraron en las aves muertas”, dijo. Productores avícolas del municipio de Candelaria, fronterizo con Guatemala, denunciaron la semana pasada que desde enero una extraña enfermedad estaba provocando la muerte de sus animales, y aunque habían reportado oportunamente el problema no había sido atendido por las autoridades competentes. En respuesta, la Secretaría de Desarrollo Rural (SDR) informó que personal técnico de la dependencia se había trasladado a las cuatro comunidades afectadas y, de entrada, descartó que se tratara de influenza aviar. Aceves Navarro comentó que los estudios están a cargo del Laboratorio de Bioseguridad Nivel 3 de la Comisión México-Estados Unidos para la Prevención de la Fiebre Aftosa y Otras Enfermedades Exóticas de los Animales (CPA), con sede en Mérida, Yucatán. Añadió que los análisis de laboratorio practicados a partir de las muestras tomadas en aves de traspatio muertas en comunidades candelarenses, y según el informe firmado por el responsable del área de Biología Molecular del laboratorio del Servicio de Sanidad, Inocuidad y Calidad Alimentaria en Mérida, Belém de Jesús Huerta Lozano, así como y el director de la CPA y vocal del Dinesa, Igor Romero Sosa, éstos resultaron negativos para influenza aviar y newcastle. Dijo que aunque falta el diagnóstico para coccidiosis, complicada con pasteurella, es necesario que los criadores de aves apliquen a sus parvadas la vacuna triple aviar y reporten con oportunidad todo siniestro o sintomatología que afecten a sus animales “para preservar el adecuado estatus fitozoosanitario de la entidad”. Recordó que Biomaster y Bachoco, ubicadas en el norte del estado, producen aquí una importante cantidad de aves progenitoras y reproductoras, cuya influencia en la avicultura nacional puede medirse a partir de saber que de cada cuatro pollos de engorda sacrificados en el país, uno tiene que ver con las abuelas y madres que están en Campeche. Aseguró que desde que se detectó la influenza aviar en granjas de Guanajuato, en Campeche se intensificaron las acciones de vigilancia y control de introducción de aves y huevo, para reducir el riesgo de afectaciones a las industrias productoras establecidas en el la entidad. “Y exhortamos a la población en general, como una medida de prevención adicional para nuestra economía, a no introducir a la entidad empaques como cajas y rejas de huevos”, pidió. El funcionario señaló que en el sur del estado hay ocho filtros permanentes del cordón fitozoosanitario peninsular, dos de ellos establecidos en Nuevo Campechito y Santa Adelaida, en los municipios de El Carmen y Palizada, que son la entrada a la península. Dijo que otro filtro es el de las medidas de bioseguridad, establecidas por las empresas avícolas Biomaster y Bachoco en sus instalaciones, pues se trata de compañías muy serias y con fuertes inversiones, que son las más preocupadas por mantener a salvo su adecuado estatus sanitario.

Comentarios