Piden protección para opositores al proyecto eólico en Oaxaca

lunes, 4 de febrero de 2013
OAXACA, Oax. (apro).- El diputado del Partido del Trabajo (PT), Flavio Sosa Villavicencio, solicitó a la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca dictar medidas cautelares a favor de los ciudadanos que se encuentran en resistencia contra el proyecto eólico en San Dionisio del Mar. En el oficio DFSV/03 /0213 dirigido al ombudsman Arturo Peimbert Calvo, le solicitó la adopción de medidas cautelares “para preservar la vida e integridad física de los ciudadanos que se encuentran padeciendo actos que ponen en riesgo su vida e integridad personal y la de sus familias que defienden su territorio”. Por su parte, la Asamblea de Pueblos del Istmo en Defensa de la Tierra y el Territorio calificó como un “triunfo” salir avante ante la reciente “ofensiva” gubernamental. Y agregó: “La violencia policial, las amenazas de sicarios y los intentos de corromper y dividir a las comunidades fracasan nuevamente frente a la firme resistencia y dignidad de los pueblos indígenas del Istmo que defienden su territorio de la invasión por el megaproyecto eólico de Mareña Renovables, impulsado por FEMSA-Coca Cola, Heineken-Cuauhtémoc Moctezuma, Mitsubishi, Macquarie, el Banco Interamericano de Desarrollo y PGGM”. Responsabilizaron al gobierno del estado y a Mareña Renovables del atentado contra la integridad física de quienes participan en esta lucha y se jactaron de “la fortaleza e integridad demostrada por las comunidades del Istmo (que) en estos días han demostrado que Mareña y Cué no tienen ninguna posibilidad de invadir la Barra de Santa Teresa”. Advirtieron que las comunidades continúan en “alerta máxima”, seguirán defendiendo Barra de Santa Teresa de los invasores. “Si continúan escalando la violencia, únicamente lograrán reforzar la resistencia y provocar un serio problema de orden público. Esperamos que las multinacionales involucradas en Mareña Renovables desistan de este comportamiento criminal para no ver su imagen pública asociada a un cruel e innecesario derramamiento de sangre indígena”, puntualizaron. Finalmente confiaron en que pronto llegará el anuncio de abandono definitivo por parte de Mareña Renovables. “Ese día, celebraremos una nueva victoria de la dignidad indígena del Istmo de Tehuantepec”, subrayó la asamblea. Por su parte, la empresa eólica Mareña Renovables rechazó todas las acusaciones de violencia y exhortó a quienes se oponen al parque eólico a mantener la paz en la región y a respetar la ley y la voluntad de la mayoría. Aclaró que “el proyecto del parque eólico Istmeño ha sido diseñado con el más alto respeto por las comunidades, sus derechos, tradiciones e historia y es apoyado por la mayoría de los ciudadanos de San Dionisio del Mar y Santa María del Mar. Luego de externar su respeto a los pueblos Ikojt y zapoteco, condenó firmemente todo acto de violencia y de intimidación que se haya cometido o se comentan contra la población. Las expresiones a favor o en contra del parque eólico, dijo, deben darse con absoluto respeto a la ley y al estado de derecho. Mareña Renovables lamentó que quienes se oponen al proyecto del Parque Eólico Istmeño San Dionisio, realicen una campaña de desinformación y difamación basada en falsedades que han inquietado a la población. Citaron como ejemplo los dichos en el sentido de que los aerogeneradores derraman aceite, que ponen en peligro la vida lagunar o las plantaciones alrededor de los aerogeneradores. Acusaron a los opositores de mentir para aterrorizar, pues también han levantado falsos sobre amenazas de muerte y más grave aún, han incitado “irresponsablemente” a algunos pobladores de las comunidades de Emiliano Zapata y San Dionisio del Mar a realizar actos de violencia y conducirse fuera del marco de la ley.  

Comentarios