Disputa por derechos agrarios, origen de la violencia en municipio chiapaneco

lunes, 6 de mayo de 2013
TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- A 24 horas de los sucesos violentos en la cabecera municipal de Venustiano Carranza, donde dos personas perdieron la vida, varios más resultaron heridos y fueron incendiadas viviendas, la Secretaría de Gobierno  aseguró que todo se debió a una “disputa por derechos agrarios”. En una misiva oficial, el titular de esa oficina gubernamental, Noé Castañón León, indicó que todo inició por una disputa por privación de derechos agrarios entre comuneros de la Casa del Pueblo en Venustiano Carranza lo que dio origen a diversos cuestionamientos al interior de la comunidad,  y derivó en  actos violentos que trajeron consigo daños materiales, lesiones y dos personas muertas. Previo a los hechos violentos, dijo Castañón León que circuló un anónimo que imputaba al presidente del Comisariado Ejidal, José Vázquez Hernández, la pérdida de varias cabezas de ganado y que esto dio lugar a que los comuneros de los bienes comunales, acordaran, en asamblea de 12 de octubre de 2012, la privación de derechos agrarios de 49 comuneros, encabezados por Bartolomé Pérez Martínez. Y que, con motivo de ese acuerdo de privación de derechos agrarios, el presidente del comisariado de la comunidad “Casa del Pueblo” y una comisión de integrantes de la comunidad, acudieron en varias ocasiones a la Secretaría General de Gobierno y fueron atendidos por el secretario y por otros funcionarios. Dijo Castañón León que ya en el gobierno se les explicó que la privación de derechos agrarios solamente puede determinarla la autoridad agraria y no la asamblea de comuneros y se les condujo ante la Delegación del Registro Agrario Nacional, quien recibió la petición de privación de derechos de los 49 comuneros. Y ante ello, aún está pendiente de resolución para ver si procede o no la privación de derechos agrarios. Pero que el domingo, los comuneros decidieron hacerse justicia por propia mano y encapuchados y con armas de fuego ingresaron  a los domicilios de las 49 familias de los comuneros a quienes pretenden expulsar y procedieron a quemar sus casas y a disparar armas de fuego, lo que dio lugar a dos personas fallecidas y varias heridas. Señaló que al lugar arribaron aproximadamente 180 elementos de la Policía Estatal Preventiva de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana y funcionarios de la Secretaría General de Gobierno, para restablecer el orden, así como personal de la Procuraduría General de Justicia, para iniciar las indagatorias correspondientes. El Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas exigió al gobierno de Chiapas  su pronta e inmediata intervención para proteger y garantizar la vida y la integridad personal de las y los habitantes de Venustiano Carranza y solicitó a la sociedad civil nacional e internacional que esté al tanto de la situación.

Comentarios