Núñez: deuda en Tabasco mayor a la esperada

lunes, 1 de julio de 2013
VILLAHERMOSA, Tab. (apro).- El gobernador de Tabasco, Arturo Núñez Jiménez, dio a conocer que los pasivos del gobierno anterior “son muy superiores” a los que reportó a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP). Sin precisar montos, informó que en su último reporte trimestral, la SHCP únicamente tiene registrado la deuda aprobada por el Congreso del Estado, que es la que compromete las participaciones fiscales, no así los pasivos contingentes o circulantes. Mencionó que las cifras de la dependencia federal no registran los adeudos a proveedores ni las retenciones no enteradas de Impuesto Sobre la Renta (ISR), del Impuesto al Valor Agregado (IVA), y de las cuotas del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) e Instituto de Seguridad Social del Estado de Tabasco (ISSET). Aclaró que Hacienda tampoco integra a su reporte los impagos de seguros de vida, de pensiones alimenticias de a quienes se retenían por mandato judicial, ya sea por divorcio o proceso de separación, ni la deuda de 800 millones de pesos adquirida con la Comisión Federal de Electricidad (CFE). “Todo esto es un conjunto de adeudos heredados al actual gobierno del estado, que no aparece en los registros de Hacienda”, señaló. De acuerdo con los últimos reportes del gobierno del estado, la deuda de Tabasco asciende a alrededor de 20 mil millones de pesos. En 2007, Granier Melo recibió deudas por unos 600 millones de pesos. Núñez no quiso abundar en el caso de Granier porque están en desarrollo acciones judiciales, y la estrategia de la defensa, dijo, es sostener que hay persecución política contra su cliente. Núñez Jiménez recordó que hoy, 1 de julio, se cumple un año de que ganó la gubernatura. Reitero que, en las condiciones en que recibió al estado, lo primero era “meter orden en la casa”. Convocó a los tabasqueños a asumir una actitud de mayor corresponsabilidad en el proceso de cambio que exige el estado. “Es momento de dejar atrás esa actitud de pasividad o desentendimiento, en espera de que llegue un mesías y nos salve o cargue con toda la responsabilidad”, demandó. “Si no nos hacemos cargo todos y cada uno de los tabasqueños de la parte que nos toca desempeñar en este proceso de cambio, y suponen que Arturo Núñez lo va a hacer todo, se van a decepcionar”, advirtió. Dijo que la evaluación de su gabinete es permanente y que los cambios se darán cuando sean necesarios, siempre que se requiera objetivamente. “Las hago todos los días y vamos haciendo las correcciones, ya hemos hecho algunos relevos y se harán todos los que sean necesarios”, estableció.

Comentarios