Estrategia de Capella contra la inseguridad: exigir a medios "que hablen bien" de Morelos

viernes, 17 de enero de 2014
CUERNAVACA, Mor. (apro). - Para bajar los índices delictivos, el nuevo responsable de la seguridad en Morelos, Jesús Alberto Capella Ibarra, ya tiene un plan: esconder la realidad delictiva con la ayuda de líderes empresariales que exigirán a las empresas de comunicación esconder lo malo y difundir sólo lo bueno. Armando Haddad Giorgi, presidente del Consejo de hombres de negocios del estado, reveló que a solicitud de Capella Ibarra, convocarán a los dueños de periódicos, radiodifusoras y televisoras, a una tregua. El hombre de negocios adelantó que será la primera semana de febrero cuando Capella Ibarra convoque a una reunión entre empresarios y medios “no sólo para quejarnos, sino para ver qué hacemos a futuro, y pedirles, exigirles, que hablemos bien de Morelos”. La iniciativa surgió del nuevo secretario de Seguridad morelense quien además propuso a Haddad Giorgi, encabezar la organización “Morelos Agradecido”, esquema utilizado en la frontera para “dignificar la figura del policía”. “La petición será que publiquen en la primera plana las cosas positivas y dejemos las cosas negativas de lado, sin esconder la realidad, hay que explotar la parte positiva. Sabemos que las cosas están mal pero por cada situación contraria hay 10 buenas”, expuso. Si bien, dijo, “la medicina es amarga” para el trágico diagnóstico de “cáncer” que hizo Cabella Ibarra, Morelos debe “sufrir” la convalecencia de la quimioterapia en un proceso lo más rápido y menos doloroso posible. Morelos ¿agradecido? Capella Ibarra, anunció a empresarios que Armando Haddad aceptó la invitación para que, con otros grupos de empresarios, dirija “Morelos Agradecido”, organización creada, exprofeso, para dignificar la profesión al policía. “La sociedad y los empresarios deben darle un trato de héroe al policía, sólo así vamos a estar del otro lado”, dijo Capella, quien además aseguró que los policías no están dignificados por la sociedad, que debería aplaudirles, tomarlos como ejemplo, por ser una profesión respetable. El secretario advirtió que si sociedad y empresarios no se suman a su estrategia, éstas no surtirán efectos y en consecuencia se corre el riesgo de “repetir el escenario de Michoacán”. Si bien la cúpula empresarial aceptó el compromiso para lograr un clima de mayor seguridad en el estado, existen voces disidentes. La empresaria de la educación privada, Magna Ponce, refutó: “La dignificación de la policía la deben generar ellos mismos y no es obligación de la sociedad de que sólo por portar un uniforme sean tratados como héroes. Un gran número de elementos policiacos no merecen el respeto de la sociedad porque ellos tienen un proceder indigno, no respetan ni al ciudadano ni sus cargos. “Les urge capacitación en desarrollo humano y sólo así lograrán el respeto de sí mismos, de las instituciones y de la sociedad”, afirmó.

Comentarios