Helada provoca apagones y afecta a aeropuerto y metro en NL

miércoles, 29 de enero de 2014
MONTERREY, N.L. (apro).- Las temperaturas congelantes que se registraron esta mañana provocaron la suspensión del metro, la demora de más de una decena de vuelos y afectaciones al servicio de energía eléctrica en por lo menos tres municipios. Las temperaturas de menos un grado centígrado que se sintieron en la zona metropolitana ocasionaron que se congelaran las líneas de alimentación de electricidad del Metro, lo que dejó varados a unos 80 mil usuarios, quienes buscaban llegar a sus centros de trabajo. La onda gélida obligó a que a partir de las 5:30 horas fueron suspendidas las corridas en las líneas 1 y 2 del tren ligero, debido a que los vagones no podían ser alimentados por electricidad, confirmó el director del sistema de transporte, Javier de la Garza. El hielo hizo que las líneas metálicas catenarias se congelaran, lo que ocasionó que funcionaran de manera deficiente. El imprevisto, que no se había registrado en años recientes, provocó que el sistema reanudara operaciones pasadas las once de la mañana. En el Aeropuerto Internacional Mariano Escobedo, localizado en el municipio de Apodaca, el hielo que se acumuló sobre la pista afectó durante la madrugada el arribo y despegue de numerosos vuelos. Una fuente del puerto aéreo informó que las temperaturas congelantes demoraron ocho vuelos de Aeroméxico, uno de Delta, dos de American Airlines y cuatro de Vivaaerobús. En el sur de la entidad, donde se encuentran las zonas más altas, se reportaron afectaciones al suministro doméstico de energía eléctrica. Laura Herrera, gerente regional de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), informó que, durante las primeras horas de hoy, en el municipio de General Terán hubo 6 mil 600 afectados; en Iturbide, mil 200; en Santiago, mil 600, y en la comunidad Laguna de Sánchez, de ese mismo municipio, otros mil afectados. En el cerro de Chipinque, en San Pedro, el termómetro descendió hasta menos 5 grados centígrados. Incluso, en la zona metropolitana hubo caída de aguanieve asociada al frente frío 31 de la temporada. Más aún, los vehículos amanecieron cubiertos por una capa de hielo. Y aunque las clases no fueron suspendidas, se notó un marcado ausentismo en los planteles escolares del estado. La Secretaría de Educación estatal anunció que las faltas no tendrán repercusiones en caso de que los padres de familia decidan abstenerse de enviar a sus hijos a la escuela. Por último, la Comisión Nacional del Agua (Conagua) advirtió que habrá temperaturas congelantes en el estado la madrugada de este jueves 30.  

Comentarios