Reo prófugo siembra el terror en Chihuahua; delincuentes lo recapturan y entregan

sábado, 4 de octubre de 2014
CHIHUAHUA, Chih. (proceso.com.mx).- Durante más de mes y medio, uno de los presos fugados de la cárcel de Delicias, Álvaro Orozco Lara El Vary, mantuvo asolada a las comunidades de la cordillera entre Meoqui y Julimes, en la zona centro-sur de la entidad, sin que autoridades municipales pudieran reaprehenderlo a pesar de las denuncias y alertas ciudadanas. La tarde de este viernes, integrantes de un grupo delictivo de la zona lo detuvieron porque había atraído la atención de las autoridades hacia ellos y lo entregaron a vaqueros de las comunidades de Nuevo Loreto y El Torreón. Luego, las autoridades municipales de Meoqui presumieron que pidieron apoyo a la Fiscalía General del Estado para buscar al delincuente que raptó y violó a por lo menos tres mujeres de la región, además de robar desde comida hasta automóviles a los jornaleros. El Vary era visto frecuentemente montado a caballo, en vehículos, encapuchado y hasta vestido de mujer. Los pobladores denunciaron a la Policía los lugares donde lo vieron y donde se encontraba, ya que estaba armado, pero nada era suficiente porque ni las autoridades ni los elementos del Ejército en la región lograban atraparlo. El reo fugado había sido sentenciado por violación agravada y este viernes lo reaprehendieron los mismos delincuentes. Sin embargo, las autoridades aseguran en un boletín oficial que utilizaron un helicóptero y movilizaron a unos 200 elementos para lograr su captura. Álvaro Orozco es originario de Guadalupe Victoria, comunidad ubicada en esa misma cordillera, donde mantuvo aterrorizada a la población y causó que varias escuelas de preescolar, primaria y secundaria registraran ausentismo hasta de más del 50 por ciento. Incluso algunas suspendieron clases durante dos o tres días. La gente de las comunidades tenía programada una marcha este domingo con el fin de exigir a las autoridades que actuaran porque ya no podían vivir en esa situación. Y es que el pasado 30 de septiembre El Vary protagonizó una riña y durante la noche, en el rancho La Viuda de Guadalupe Victoria, privó de la libertad a una menor a quien liberó horas después. La víctima relató que un hombre vestido de negro llegó en un caballo, con el rostro cubierto y con un arma larga y le gritó que saliera de su casa. Agrega que su familia la encerró en el baño pero el delincuente rompió una ventana y entró. Una vez adentro, obligó a la familia a tirarse al piso, los amenazó con matarlos y se llevó a la adolescente de 12 años, identificada sólo como Ana. El Vary se llevó a la jovencita en su caballo por lo que la mamá de ésta pidió apoyo pero no obtuvo respuesta de la Policía. Horas después, la menor regresó a casa y explicó que el sujeto la había llevado por un camino hacia Lomas del Consuelo, ubicada en la cordillera. El lunes pasado, Álvaro Orozco raptó de una escuela a otra adolescente de 12 años, a quien regresó horas después, ocasionando que al día siguiente los estudiantes no fueran a clases. Otro caso se registró la noche del 2 de octubre en el camino de terracería de El Consuelo a Nuevo Laredo, cuando una joven de 19 años que caminaba con un adolescente de 15, fue raptada por un hombre montado a caballo, armado y con el rostro cubierto. La denuncia fue presentada a las 4 de la mañana cuando el acompañante acudió con las autoridades, pero tampoco lograron aprehender a Orozco. Ayer a las cinco de la tarde, Álvaro Orozco fue remitido y esta mañana fue presentado por la Fiscalía Zona Centro con un fusil de asalto calibre 223, que robó al fugarse de la cárcel, el pasado 16 de agosto. Hasta ahora siguen prófugos tres reos de los cinco que se escaparon, ya que el 8 de septiembre pasado murió Óscar Guadalupe Altamirano González durante una balacera registrada en Meoqui con agentes de la Policía Estatal Única (PEU). Ese día Altamirano iba en una camioneta Mazda gris y trató de evadir un retén. Dejó el vehículo abandonado en el camino hacia Lomas del Consuelo y huyó a pie entre los matorrales. Según las autoridades, Altamirano González disparó contra los agentes y éstos respondieron hasta matarlo.

Comentarios